El 58 por ciento de los pacientes sufre efectos adversos en una UCI

España – Así lo desvela un estudio presentado durante el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias

Unidad de Cuidados Intensivos
El proyecto Syrec (Seguridad y Riesgo en el Enfermo Crítico), concluye que más del 58 por ciento de los pacientes ingresados en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en España sufre algún tipo de efecto adverso. Ésta es una de las principales conclusiones del estudio, presentado en el marco del XLIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), según informa Dicyt. Tal y como ha manifestado Lluis Cabré, jefe de la UCI del Hospital de Barcelona y experto en bioética, cerca de la mitad de estos incidentes son evitables, y entre el 10 y el 20 por ciento derivan en problemas graves.

Syrec es un estudio observacional llevado a cabo en un periodo de 24 horas. En él han participado 79 UCI de toda España, en las que se encontraban ingresadas 1.017 personas. Según los datos recogidos, el 58 por ciento de los pacientes se vieron afectados por un total de 1.400 sucesos adversos. Los errores relacionados con la medicación fueron los más frecuentes (26’6 por ciento), aunque hay que tener en cuenta que el enfermo crítico recibe el doble de fármacos que cualquier otro paciente, “muchos de ellos por vía intravenosa“. Asimismo, los fallos asociados a dispositivos también fueron significativos (15’4 por ciento).

Lluis Cabré ha explicado que las especialidades de medicina Intensiva, cirugía, neonatología y urgencias son las que se enfrentan de manera más frecuente a acontecimientos adversos. Para paliar esta situación, es necesario realizar estudios que “identifiquen“ los diferentes problemas. Una vez difundido, es hora “de establecer recomendaciones y alertas con el fin de prevenirlos, incidiendo en la creación de una cultura de seguridad que promueva la participación de los profesionales mediante su entrenamiento, motivación y concienciación“.

Estudio piloto en Castilla y León

En cuanto a las infecciones nosocomiales (intrahospitalarias) más comunes en las UCI se encuentran, por un lado, las relacionadas con los catéteres vasculares; y por otro, las neumonías producidas por la ventilación mecánica, en pacientes que están conectados a un respirador. En este sentido, la Semicyuc ha llevado a cabo un estudio piloto relacionado con el proyecto Sirec en 16 hospitales de Castilla y León, Cataluña y Andalucía, donde se ha logrado una reducción importante en las tasas de bacteriemia durante los tres meses que ha durado el ensayo.

Mediante una lista de comprobación, se ha controlado la higiene de las manos antes de la colocación del catéter, la desinfección de la piel con una sustancia antiséptica y el uso de medidas de barrera máximas. Asimismo, se recomienda evitar las zonas femorales (que son las que más riesgo de infección tienen) y retirar las vías innecesarias. Tras el éxito de esta iniciativa, denominada Bacteriemia Zero, se espera que otras comunidades se adhieran.

España presenta en la actualidad una tasa de infección de 4’9 episodios de bacteriema por mil días de mantenimiento de un catéter venoso central, lo que la equipara a la media europea. El siguiente paso será la creación de un sistema informático de notificación de efectos adversos y el establecimiento de reuniones mensuales en las que se estudien los datos y se decidan medidas encaminadas a su reducción.

Salamanca 24 hs – 09 de junio de 2009 – Leer la nota completa

Archivado en:Inicio » Legales, derechos, amparos, leyes » Pacientes por la seguridad del paciente » El 58 por ciento de los pacientes sufre efectos adversos en una UCI


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.