Detección de anticuerpos de hepatitis C en coinfección

La detección de anticuerpos no es una buena técnica para diagnosticar la infección aguda por VHC en personas con VIH

Un 5% de las personas coinfectadas puede tardar un año en obtener un resultado positivo

La sensibilidad de las pruebas diagnósticas de una infección se ve afectada por múltiples factores. En muchos casos, éstas se basan en la detección de anticuerpos, pero si la persona presenta cierto grado de inmunosupresión -como en el caso de algunas de ellas infectadas por VIH-, el desarrollo de anticuerpos se produce con más lentitud y, por lo tanto, se tarda más tiempo en obtener un resultado positivo en la prueba diagnóstica, aunque la infección ya haya tenido lugar y esté progresando. Este retraso en la detección tiene lugar, de manera preocupante, cuando se da la coinfección por el virus de la hepatitis C (VHC) en personas con VIH.

El tratamiento actual de la hepatitis C tiene una tasa de éxito inferior en personas coinfectadas por VIH que en monoinfectadas sólo por VHC. Pese a ello, las posibilidades de éxito aumentan si hay una detección precoz y se puede iniciar el tratamiento pocos meses después de la infección.

Con el fin de determinar los métodos más eficaces para el diagnóstico de infección aguda por hepatitis C en personas con VIH, un equipo de investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido) realizó un estudio en el que se compararon dos métodos diagnósticos: el test de ELISA (basado en la detección de anticuerpos contra el VHC) y el de la reacción en cadena de la polimerasa [PCR, en sus siglas en inglés] del VHC (basado en la detección de partículas virales). Los resultados se publican en la edición de 2 de junio de 2009 de la revista AIDS.

Los investigadores seleccionaron a 43 pacientes de la cohorte SMAAC (personas con hepatitis C aguda del hospital St. Mary de Londres) coinfectados por VIH. La inclusión de participantes se llevó a cabo de forma prospectiva y retrospectiva entre 2004 y 2008. Se efectuaron análisis de la transaminasa alanina aminotransferasa (ALT) y de los dos métodos de detección del VHC a comparar, retrospectivamente, en muestras que habían sido obtenidas en intervalos de 1-3 meses para el seguimiento rutinario de la carga viral del VIH.

La mediana del recuento de CD4 fue de 570 células/mm3. La mediana de los niveles de ALT en el momento del primer resultado positivo del test de PCR del VHC era de 65 UI/mL. En ese mismo momento, en un 75% de los pacientes la prueba de ELISA para la detección del virus de la hepatitis C proporcionaba un resultado negativo. Tres meses más tarde, el 37% de las personas todavía tenía un resultado negativo en el test. A los 9 meses, el porcentaje de pacientes que todavía proporcionaban un ELISA negativo era del 10%, y dos de ellos (5%) seguían con un resultado negativo al cabo de un año.

Estos resultados evidencian la gran superioridad de la PCR del VHC respecto a la prueba de ELISA para la detección precoz de la infección por VHC en personas con VIH. Puesto que la detección rápida es esencial para una mayor tasa de éxito del tratamiento, el test de la PCR del VHC –apoyado por una medición de la transaminasa ALT, la “alarma“ que indicará cuando es conveniente realizar una prueba de detección del virus de la hepatitis C- debería ser la técnica diagnóstica de la infección por VHC de elección en personas con VIH.

Francesc Martínez – Fuente: AIDS / Aidsmeds.com.
Referencia: Thomson EC, Nastouli E, Main J, Karayiannis P, Eliahoo J, Muir D, McClure MO. Delayed anti-HCV antibody response in HIV-positive men acutely infected with HCV. AIDS. 2009 (Jan 2); 23(1): 89-93.

Reproducido por Hepatitis 2000 bajo Creative Commons de Grupo de Trabajo sobre Tratamiento de VIH – Leer la nota completa

Archivado en:Inicio » Coinfección HIV Sida y Hepatitis » Detección de anticuerpos de hepatitis C en coinfección


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.