Descuidan programa de trasplantes en Guadalajara

* Hasta hace dos años, Hospital Civil de Guadalajara era líder a nivel nacional en realización de estas operaciones

Pasado el escándalo del doctor Carlos Rodríguez Sancho, hace año y medio, el procedimiento de trasplantes de órganos mermó notoriamente

GUADALAJARA, JALISCO.- La donación de órganos en Jalisco está a la baja, debido a que los hospitales no cuentan con un “equipo de procuración“ especializado, sobre todo el Hospital Civil de Guadalajara, que hasta hace un par de años era líder a nivel nacional en realización de trasplantes.

Durante 2007, en el Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde“ se realizaron 52 trasplantes de hígado, uno por semana. Dos años después, la misma unidad sólo efectuó cuatro procedimientos de este tipo.

Antes de que el nosocomio se viera envuelto en la polémica de supuestas irregularidades relacionadas con el trasplantólogo Luis Carlos Rodríguez Sancho, en Jalisco se hacía la mitad de trasplantes de hígado de todo el país.

Tras la problemática de los trasplantes en 2008, las donaciones de órganos también se vieron afectadas; en 2007 hubo 49 donaciones locales, mientras que en 2008 cayeron a 26, según los datos del Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos (CETOT) en Jalisco.

También las donaciones foráneas, es decir, provenientes de otros estados, disminuyeron considerablemente, aunque durante 2009 se revirtió parcialmente la tendencia y hubo una leve recuperación, pues se llegaron a obtener 57 donaciones al cierre del mes de octubre (24 más que en 2008), informó el secretario técnico del CETOT, Rodolfo Morán González.

Sin embargo, el médico asegura que el hecho de que el Hospital Civil esté trabajando “muy poco en procuración“, ha contribuido a que Jalisco no recupere su liderazgo en trasplantes.

Un procurador de órganos es el profesional médico que gestiona la donación ante la familia de pacientes con muerte cerebral. La falta de estos procuradores provoca una desconexión entre quienes necesitan un órgano y quienes pueden donarlo. En 2008, a nivel nacional, se perdió 74% de los hígados que podían haber salvado la vida de alguien a través de un trasplante.

Esperan trasplante  casi tres mil personas

Hasta octubre de 2009, en Jalisco había dos mil 681 personas en espera de un trasplante de hígado, riñón, córnea, corazón y otros órganos. A nivel nacional, la lista asciende a 12 mil 438.

Enfermedades como la insuficiencia renal, que tan sólo en el Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde“ representa la primera causa de ingresos, con mil registros anuales, superando incluso al traumatismo craneoencefálico, patología de vías biliares y neumonía, obligan a los hospitales a “ponerse las pilas“ y trabajar en programas que permitan trasplantar a más personas.

Más que un procedimiento quirúrgico, el trasplante es una necesidad médica, porque una parte de la población, desde niños hasta adultos, está en espera de órganos para salvar su vida, y el recurso para lograrlo ha sido insuficiente en todas las instituciones médicas.

“Una de las cosas en las que el CETOT ha insistido es que los trasplantes han crecido gracias al entusiasmo de unas cuantas personas, y no ha habido apoyo económico del Gobierno para que haya suficiente recurso para trasplantes“, manifestó Rodolfo Morán González, secretario técnico del Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos del Estado de Jalisco (CETOT).

Según Morán González, el “Fray Antonio Alcalde“ necesita una partida especial de 100 millones de pesos para trasplantar a todos los que necesitan. Para este año, el nosocomio no tendrá recurso especial para ello. Por parte del CETOT, el reto es mantener la cultura de la donación en la población, sobre todo en los jóvenes universitarios.

Pero también urgen más especialistas que “se animen“ a trasplantar. En el Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS existe únicamente un trasplantador de hígado, de igual forma que en el Civil. “Yo sigo esperando que la gente que preparó Rodríguez Sancho haga las actividades que hacía él; Luis Carlos es un buen cirujano, pero Marcos es tan bueno como él, y hay gente alrededor de Marcos que puede participar y hacer trasplantes tan adecuadamente como se hacía antes“. 

Falta personal capacitado 

El número de trasplantes realizados en Jalisco sigue siendo bajo, sobre todo si se toma en cuenta que hace unos años nuestro Estado ocupaba los primeros planos a nivel nacional. Esto se debe, en gran medida, a la falta de personal capacitado para realizarlos y al bajo número también de donaciones de órganos.

“Si no hay quién solicite la donación en los hospitales, pues la gente cómo va a donar; lo que pasa en el Civil no es tanto que haya gente que no quiera donar, sino que no hay personal preparado, sensibilizado para solicitar el órgano en el momento preciso de la donación“, señaló Rodolfo Morán.

Hasta el mes de octubre de 2008, en Jalisco 218 personas recibieron un riñón de donante vivo y 23 de donante cadavérico, mientras que en el mismo periodo de tiempo, en 2009 fueron 32 las personas beneficiadas con el trasplante de donante cadavérico y 304 de donador vivo.

En materia de trasplante de hígado, en 2008 se hicieron 20 de donador cadavérico y sólo uno de donante vivo relacionado; para 2009, la cifra disminuyó a 14 personas trasplantadas, una de ellas de donador vivo. “La mayor parte de estos trasplantes de hígado fueron en hospitales privados, porque en el Civil están trabajando muy poco“.

El médico señala que parte de la tendencia a la baja en trasplantes del Hospital Civil, se debe a que a pesar de que hay gente preparada para la realización de trasplantes, como el médico Marco Covarrubias Velasco, quien se quedó al frente de la Unidad de Trasplantes, no se trabaja como se debería.

“A mí me parece que Marcos Covarrubias, que pudiera haber salido como una estrella refulgente, como que se quedó muy tranquilo y no se puso a trabajar como le correspondía después de la salida de Luis Carlos Rodríguez Sancho; como que le tiene mucho respeto a su mentor“.

Urgen más recursos y especialistas

El director del Antiguo Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde“, Héctor Raúl Pérez Gómez, asegura que volver a contar con un programa de trasplantes exitoso, como el que puso al Hospital Civil en los primeros lugares en el país, tiene como principal limitante el factor económico, además de que a ello se suma una cultura de donación deficiente en todo México.

El tema de donación de órganos y tejidos, que termina con una cirugía costosa de trasplante, “debe verse como un tema integral“, resaltó.

Por ello, existe un proyecto para recuperar el liderazgo que se tenía en el nosocomio, el cual consiste en la creación de un fideicomiso en el que participen asociaciones civiles, fundaciones, Gobierno, hospitales y los propios pacientes que son candidatos a un trasplante. 

Con los recursos obtenidos se podría dar fortaleza a la procuración y a las cirugías, sobre todo con órganos de donante cadavérico.

Se trataría de una bolsa con “reglas claras y con administración transparente“, que sería puesta a consideración de la Contraloría del Estado para su análisis.

Pérez Gómez resaltó que el proceso de trasplante es muy costoso, pues no solamente incluye la cirugía, sino también el procedimiento para la obtención del órgano donado, el traslado del equipo médico al lugar, la cirugía persé, el pago de equipos de procuración y el tratamiento posterior de inmunosupresión al paciente: “Esto necesita de recursos económicos y la suma de voluntades podría ser importante“. 

“”¿Cuentan con una partida especial para el programa de trasplantes? 
“”No. El director general del Hospital Civil de Guadalajara, Jaime Agustín González Álvarez, había solicitado al Congreso local al parecer 20 millones de pesos; sin embargo, no fue destinado este recurso; a finales de año quedaron establecidos los egresos y no hubo una partida específica para el programa de trasplantes del Civil.

“”¿Con eso se hubiera podido sostener un equipo de procuración, o cuántos procuradores tienen en el nosocomio?  
“”Sí tenemos un equipo de procuración, es un equipo pequeño, y necesitamos tener uno más extenso, porque debería tener permanencia las 24 horas del día todo el año en el hospital. En cualquier momento puede llegar un paciente en muerte cerebral y es un candidato a donación, de tal forma que el contar con gente preparada en el asunto de la procuración puede resultar en un mayor número de donantes obtenidos.

“”El doctor Rodríguez Sancho ya no está, pero está el doctor Covarrubias, ¿no ha hecho los trasplantes suficientes, o incluso otras personas, es por falta de preparación? 
“”No existen más programas de especialidad a nivel nacional en trasplantes de órganos y tejidos, creo que a estas alturas en cada Estado de la República debiera haber al menos 15 ó 20 expertos en trasplante renal, y al menos cinco en hepático. Además de esto, debieran tener las diferentes facilidades para poder estar en instituciones públicas dando sus servicios.

En el país quizá no hay más de cinco expertos en trasplante hepático, entonces creo que deben fomentarse programas para el desarrollo de más especialistas en la materia que sí deben enviarse al extranjero, que ocurra, pero asegurando que éstos regresen al país a brindar el servicio.

Sin embargo, también en el país faltan programas para el desarrollo de especialistas, yo creo que es un tema que ha quedado pendiente y debe de resolverse a la brevedad.

Requisitos para ser donador 

Informar a la familia. 

Expresarlo en la licencia de conducir o llenar una tarjeta de donador. 

La tarjeta se encuentra en: 
www.trasplantes.jalisco.gob.mx.

Informador – enero 2010 – nota completa

Archivado en:Inicio » Varios » Descuidan programa de trasplantes en Guadalajara


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.