Desarrollan una “hoja de ruta” del virus de la hepatitis B en Argentina

Esta patología, cien veces más infecciosa que el VIH, conduce con significativa frecuencia a cirrosis y cánceres hepáticos
Las variantes genéticas de los virus de la hepatitis, que constituyen una prolífica familia y cuyas infecciones se hacen crónicas causando gravísimos problemas de salud pública, son investigadas para trazar un mapa de su localización y desplazamientos en Argentina.

Argentina ha sido definida como “un crisol“ que entrecruzó poblaciones originarias con otras venidas de “allende los mares“, africanas, procedentes de países limítrofes y, en las últimas décadas, asiáticas. Esto se refleja en la “hoja de ruta“ de los virus que las acompañaron, por lo que el efecto crisol demográfico resulta, también, un crisol virósico.

En el mundo unos 400 millones de personas padecen de hepatitis B crónica y un porcentaje significativo está en riesgo de desarrollar cirrosis y hepatocarcinomas. Cada año, cerca de un millón de personan muere debido a diferentes fallas hepáticas.

El virus de la hepatitis B es cien veces más infeccioso que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), y puede sobrevivir fuera del organismo hasta 7 días. Su genoma presenta una tasa de mutación cien veces mayor a la de otros virus ADN, familia a la que pertenece. Dentro de ésta, forma parte de los hepadnavirus. Así es que el virus circula como una mezcla complejísima de variantes y su evolución depende de cómo lo presionen la respuesta del paciente y los tratamientos antivirales, tanto que llega a hacerse resistente a las drogas disponibles.

Aun perteneciendo a la misma familia, los virus de hepatitis B exhiben características genéticas diferentes; así fueron descriptos ocho genotipos: A, B, C, D, E, F, G y H.

“Los genotipos más “˜cosmopolitas’ son los A y D, que prevalecen en Europa, Àfrica y América del Norte, y también en países mediterráneos y del cercano y el lejano Oriente. Los genotipos B y C se localizan preferentemente en países del Sudeste y el Este asiático; y el genotipo E, en el Oeste de África. Los genotipos F y H están circunscriptos a América Central y del Sur, y a América del Norte y Central, respectivamente“, señalan los virólogos de la Facultad de Farmacia y Bioquímica en un artículo publicado en el “Journal of Clinical Virology“. Además, ya fueron descriptos numerosos subgrupos: el genotipo A fue subdividido en 3 subgenotipos; el B, en 6; el C, en 5; el D, en 5; y el F, en 4.

Los datos obtenidos por los investigadores de la cátedra de Virología muestran que en el noroeste y el nordeste argentinos prevalece, hasta en un 90% de los casos, el genotipo F, originario de América Central y del Sur, debido a que la mayoría de los nativos de estas regiones registra ancestros originarios.

En cambio, en la región metropolitana son más frecuentes los genotipos A2 y D, mayoritariamente originarios de Europa. El genotipo F, en esta región, sólo representa un 30%. Los investigadores también hallaron el subtipo A1, cuya aparición puede deberse a las poblaciones originarias de África.

“Los porcentajes bajos de aparición de los subgenotipos B y C, de origen asiático, obedecen a que el ingreso de este virus es más reciente. Esto refleja el impacto de las diversas corrientes migratorias en los diferentes estadios de la historia demográfica argentina“, señala a el doctor Rodolfo Campos, profesor titular de Virología.

Trazar un mapa de la diversidad genética del virus de hepatitis B es útil para la prevenir las infecciones y prever cómo evolucionarán, además de que permite estimar cómo responderá cada paciente. También posibilitaría seleccionar las estrategias terapéuticas más adecuadas para cada una de las variantes del padecimiento; y en el campo académico-investigativo, diseñar y desarrollar antivirales, así como mejorar las vacunas existentes.

Los investigadores, junto con otros científicos de la UBA, desarrollaron y patentaron un antiviral que podría resultar promisorio ya que demostró, in vitro, eficacia para combatir el virus de la diarrea bovina, que es un “pariente“ del virus de la hepatitis.

Fuente: UBA – Link

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Desarrollan una “hoja de ruta” del virus de la hepatitis B en Argentina

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.