Curación de la hepatitis C en usuarios de drogas que reciben atención multidisciplinar

Un estudio demuestra que el tratamiento para hepatitis C con regímenes libres de interferón en usuarios de drogas y que reciben atención multidisciplinar son altamente exitosos

Las personas infectadas por el virus de la hepatitis C (HCV) y con una historia reciente o actual de uso de drogas que fueron inscritas en un programa de atención multidisciplinaria respondieron bien a la terapia basada en antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés) y lograron una alta tasa de respuesta virológica sostenida (RVS). Esta es la principal conclusión a la que llega un estudio cuyos resultados fueron presentados en el Simposio Internacional sobre la Atención de Hepatitis en Usuarios de Sustancias que se celebró a principios de septiembre en Jersey City (Nueva York, EE UU). Los hallazgos confirman que es viable priorizar a las personas usuarias de drogas para recibir tratamiento frente al HCV.

Las personas usuarias de drogas son una población afectada de forma desproporcionada por la hepatitis C en todo el mundo, incluso en aquellos países donde no existen problemas de acceso a los programas de prevención, diagnóstico y tratamiento. En general, algunos médicos se han mostrado reacios a tratar a las personas usuarias de drogas con hepatitis C por su supuesta falta de adherencia, poca motivación, presencia de problemas psicológicos, existencia de comorbilidades, riesgo de reinfección y la necesidad de una buena infraestructura que asegure su correcto seguimiento. Sin embargo, con la llegada de los nuevos regímenes basados en antivirales de acción directa frente al VHC –menos tóxicos, más efectivos y más fáciles de tomar– cada vez son más los indicios que confirman que las personas usuarias de drogas pueden beneficiarse también del uso del tratamiento frente a la hepatitis C si mantienen una buena adherencia a la terapia y disponen de suficiente apoyo sociosanitario.

“El número de personas en todo el mundo que mueren debido a la hepatitis C se está incrementando”, señaló en un comunicado de prensa Jason Grebely, profesor asociado en el Instituto Kirby (Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia) y presidente de la Red Internacional sobre la Atención de la Hepatitis en Usuarios de Sustancias. “Tenemos las herramientas para revertir esta tendencia, eliminar esta enfermedad y salvar millones de vidas. Pero esto no sucederá hasta que las personas usuarias de drogas no se conviertan en el centro de nuestros esfuerzos.”

Algunos países como Australia se han fijado como objetivo eliminar la hepatitis C como amenaza para la salud pública para el año de 2030 gracias a la elaboración de una estrategia de salud pública que ofrece tratamiento a todas las personas sin restricciones y prioriza a las personas usuarias de drogas. Sin embargo, a escala global, en muchos países, las tasas de cribado de la hepatitis C, de derivación a los servicios de atención especializada, y de tratamiento continúan siendo bajas.

En el caso de la Columbia Británica (Canadá), se espera que el acceso universal al tratamiento de la hepatitis C se produzca en el año 2018. Mientras, el acceso se prioriza a los pacientes que se encuentran en estadios de fibrosis hepática F2-4 y a los pacientes en estadios F0-1 en determinadas circunstancias (coinfección por el VIH o VHB; enfermedad renal crónica; manifestaciones extrahepáticas; hígado graso; y mujeres en edad fértil con intención de tener hijos). A la espera de que se produzca el acceso universal, las autoridades tratan de evaluar si la gran eficacia de los regímenes de antivirales frente al HCV observada en los ensayos clínicos se confirma en la ‘vida real’ en las diferentes poblaciones afectadas por hepatitis C.

En esta línea, un equipo de investigadores de la Columbia Británica realizó un análisis retrospectivo de personas usuarias de drogas que habían recibido tratamiento frente al HCV con regímenes libres de interferón. Todos los pacientes estaban recibiendo atención multidisciplinaria que incluyó el abordaje de sus necesidades médicas, psicológicas, sociales y relacionadas con la adicción. El objetivo principal del análisis fue conseguir respuesta virológica sostenida al tratamiento de la hepatitis C, definida como carga viral indetectable del VHC 12 semanas después de la finalización del tratamiento (RVS12).

El análisis incluyó a 185 pacientes que habían iniciado tratamiento oral frente al HCV desde marzo de 2014, de los que 99 nunca antes habían tomado tratamiento frente a la hepatitis C; 32 tenían cirrosis hepática; 20 estaban coinfectados por el VIH; un 68% tenía genotipo 1 del HCV y un 17%, genotipo 3. Todos los pacientes tenían una historia actual o reciente de uso de drogas.

De los 185 pacientes, 87 recibieron regímenes basados en sofosbuvir (Sovaldi®; 56 junto con ledipasvir [Harvoni®] y 18 con ribavirina) y 49 la combinación de Viekirax®(paritaprevir/ritonavir, ombitasvir) y Exviera® (dasabuvir) añadiendo ribavirina en 48 de los 49 pacientes.

Hasta la fecha del análisis, 145 pacientes tenían datos suficientes para valorar la respuesta virológica sostenida. Hubo seis casos de fracaso virológico que fueron recidivas que se produjeron después de finalizar el tratamiento, lo que arrojó una tasa de RVS12 global del 95,8%. Los investigadores no encontraron evidencia de que las características de los regímenes de tratamiento específicos empleados tuvieran un efecto sobre la RVS. Los autores llegaron a la conclusión de que, dentro de un modelo de atención multidisciplinaria, la terapia DAA se muestra bien tolerada y muy efectiva entre personas usuarias de drogas.

“Los nuevos datos apoyan la implementación de políticas integrales para hacer de las personas usuarias de drogas una población prioritaria para el tratamiento del VHC con independencia del estadio de la enfermedad hepática en la que se encuentren”, señalan los autores de este estudio. Y añaden: “Todos los médicos que brindan atención a usuarios de drogas deben desarrollar estrategias para promover la prueba del VHC y diseñar un plan de acceso rápido al tratamiento para esta población particularmente vulnerable”.

Edición : Hepatitis 2000
Fuente: GTT Vih
Referencia: Alimohammadi A, et al. All-Oral Anti-HCV Therapy in Injection Drug Users: Updated Real World Data. Presented at: The 6th International Symposium on Hepatitis Care in Substance Users; Sept. 6-8, 2017; Jersey City, New Jersey.

Archivado en:Inicio » Reducción de daños » Curación de la hepatitis C en usuarios de drogas que reciben atención multidisciplinar

Etiquetas:


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. javier dice:

    Buenas noches , favor quiero orientacionde como conseguir el harboni

Deja tu comentario