Creciente incidencia impulsa investigación en patologías digestivas

Aunque no se tienen claras las causas, la incidencia de patologías digestivas está creciendo de manera “espectacular”. Así lo advirtieron los expertos presentes en el XVI Simposio sobre Tratamiento de Enfermedades Digestivas, celebrado la semana pasada en Madrid.
María Revuelta – 09/03/2009 – Link a la nota completa

Enfermedad por reflujo gastroesofágico, colon irritable o cáncer colorrectal aparecen cada vez con más frecuencia entre la población española, posiblemente como consecuencia del estilo de vida actual, caracterizado por el estrés y la mala alimentación, afirmó Manuel Díaz-Rubio, del Hospital Clínico de Madrid, y director del simposio.

Este experto subrayó que se está haciendo un gran esfuerzo investigador para conseguir optimizar los tratamientos existentes, de los que “se está aprendiendo mucho” para poder aumentar su eficacia.

Esta investigación se hace especialmente relevante si se tiene en cuenta que en el último año “no han aparecido nuevos fármacos realmente revolucionarios” para estas patologías, aseveró Díaz-Rubio.

Los estudios con fármacos clásicos están demostrando, por ejemplo, su utilidad en poblaciones en las que no había evidencias. Así, los inhibidores de la bomba de protones (IBP), que son los antisecretores más usados en una variedad de trastornos digestivos, ya han sido aprobados en Europa para adolescentes (esomeprazol), y en breve podrían hacerlo en niños. Sin embargo, apuntó Carlos Martín, del Hospital Ramón y Cajal (Madrid), hay que investigar más sobre los efectos adversos a largo plazo de los IBP, ya que podrían elevar el riesgo de osteoporosis y neumonía, según sugieren algunos estudios.

También se está mejorando la información sobre dosificación: recientes investigaciones apuntan a que las dosis de IBP deberían reducirse en ancianos y en pacientes con hepatopatía grave, mientras que se ha visto seguro y eficaz ampliarlas en un 30 por ciento de pacientes no respondedores a dosis habituales.

El tratamiento de la Enfermedad de Crohn también ha mejorado mucho, gracias a los fármacos biológicos. El anticuerpo adalimumab, en particular, ha mostrado una gran eficacia.

Quimioprevención
Entre las principales novedades que se infieren de la investigación en marcha está la posibilidad de aplicar tratamientos preventivos del cáncer colorrectal en personas de alto riesgo (como aquéllas con historia familiar del tumor). Aunque aún se está estudiando, parece que la administración de antiinflamatorios podría retrasar o prevenir el desarrollo del cáncer.

Más educación
Varios ponentes presentes la semana pasada en el XVI Simposio sobre Tratamiento de las Enfermedades Digestivas hicieron hincapié en la necesidad de una mayor educación sanitaria.

Patologías evitables, como la úlcera péptica por abuso de AINE o las hepatologías por abuso de alcohol no decrecen a pesar de la información que existe hoy día, destacó Manuel Díaz-Rubio. La automedicación y la “tendencia a pensar que la aspirina no es un medicamento” están detrás de algunas úlceras, afirmó Manuel Valenzuela, de la Universidad de Granada. Fermín Mearin, del Centro Teknon (Barcelona), apuntó que el boticario tiene una importante labor contra la creciente automedicación en los trastornos funcionales digestivos y en pro del buen uso de los AINE.

Tumores, enfermedad hepática y reflujo gastroesofágico conllevan el mayor gasto

Unido a la mayor incidencia, el coste de las enfermedades digestivas se ha incrementado significativamente en los últimos años, según un estudio del National Institute of Health (NIH) estadounidense, publicado en el último número de Gastroenterology.

De acuerdo con este estudio, las consultas médicas relacionadas con estos trastornos se han doblado en aquel país desde el año 2000, al igual que los costes indirectos de estas patologías. Los costes directos han sufrido asimismo un aumento muy significativo.

Según este estudio, cada año se hacen más de 136 millones de prescripciones para trastornos digestivos, con un valor de unos 12.000 millones de dólares.

Las patologías con mayores costes directos e indirectos son, por orden, cánceres digestivos, enfermedad hepática, reflujo gastroesofágico, cálculos biliares, hernia abdominal, diverticulitis, pancreatitis, hepatitis y úlcera péptica.

La buena noticia es que las muertes relacionadas con patologías digestivas han ido disminuyendo desde 1979 debido, sobre todo, a una menor mortalidad por cáncer colorrectal.

Tratamiento del “˜H. pylori’: hacia nuevas indicaciones

La infección por Helicobacter pylori (Hp), principal causa de úlcera péptica, podría estar también involucrada en el desarrollo de enfermedades tan variopintas como la cardiopatía isquémica, las arritmias idiopáticas, la tiroiditis autoinmune, el síndrome metabólico o la urticaria crónica, según señaló la semana pasada en Madrid, en el XVI Simposio de Tratamiento de las Enfermedades Digestivas, Antonio Caballero, de la Universidad de Granada, quien sin embargo afirmó que, de momento, “no hay pruebas suficientes para recomendar la erradicación de la infección por Hp en estas manifestaciones extraintestinales”. En otras dos enfermedades más allá del tracto digestivo, como la anemia ferropénica de causa desconocida y la púrpura trombocitopénica idiopática, sí se aconseja ya la erradicación de la bacteria.

Conocer bien cuáles son las enfermedades en las que la infección por Hp es responsable tiene gran trascendencia, destacó Caballero, ya que “si es verdaderamente la causa, eliminada la infección bacteriana desaparece la enfermedad. Se trata de una de las pocas ocasiones en las que la historia natural de una enfermedad queda interrumpida y rota mediante una acción tan eficaz”.

Archivado en:Inicio » Varios » Ultimos titulares » Creciente incidencia impulsa investigación en patologías digestivas


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.