Crece la amenaza de las enfermedades infecciosas

Un informe señala que la globalización, la resistencia a los medicamentos y el cambio climático son los responsables.

Cada año mueren al menos 170,000 estadounidenses debido a enfermedades infecciosas, y este número podría aumentar de forma dramática ante un brote importante.

El informe, Gérmenes globales: por qué las enfermedades infecciosas son una amenaza para EE. UU., publicado el miércoles por la organización Trust for America’s Health (TFAH), anunció esta noticia nefasta.

La globalización, el aumento de la resistencia a los medicamentos y el cambio climático están entre los factores que contribuyen a la creciente amenaza de las enfermedades infecciosas, de acuerdo con el informe, que enumera algunas de las amenazas más peligrosas a las que se enfrenta EE. UU. hoy día:

Enfermedades emergentes como la epidemia potencial de gripe aviar y otras enfermedades nuevas como el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), que es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos. Más de 90,000 estadounidenses han contraído el SARM.

La hepatitis C. Cerca de 3.2 millones de estadounidenses tienen infecciones por hepatitis C, lo que equivale a $15 mil millones al año en gastos de atención de la salud.

El VIH/SIDA, que afecta a unos 1.2 millones de estadounidenses. El año pasado, EE. UU. invirtió $23.3 mil millones en atención médica, investigación, prevención y otras actividades relacionadas con el VIH/SIDA.
Han vuelto a emerger enfermedades como el sarampión, las paperas y la tuberculosis, que casi se habían erradicado de Estados Unidos.

“Las enfermedades infecciosas ya no son una crisis de los países en desarrollo. Son una amenaza real hoy día en EE. UU.”, advirtió Jeffrey Levi, director ejecutivo de TFAH, en un comunicado de prensa emitido por la organización.

“Las enfermedades infecciosas pueden aparecer sin ninguna señal de advertencia, a través de las fronteras, con frecuencia antes de que las mismas personas sepan que están enfermas. Los estadounidenses somos más vulnerables de lo que creemos, y nuestras defensas de salud pública no son tan fuertes como debieran”, dijo Levi.

Las defensas de EE. UU. contra las enfermedades infecciosas emergentes son inadecuadas, ya que hay deficiencias en la vigilancia, vacunas, pruebas y tratamiento, apuntó el informe. Estas deficiencias podrían conducir a consecuencias serias para el sistema de salud, la economía y la seguridad nacional del país.

“El estado óptimo de preparación contra las enfermedades infecciosas emergentes, reemergentes e introducidas de forma deliberada exige un entrenamiento profesional y adecuado financiado por la infraestructura de salud pública”, señaló en el comunicado de prensa la Dra. Kathleen F. Gensheimer, epidemióloga de la división de enfermedades infecciosas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Maine.

“Las epidemias, pandemias y otras emergencias de salud pública requieren de un buen laboratorio de diagnóstico de salud pública y un sistema de vigilancia epidemiológica sólido para detectar anormalidades en las tendencias de las enfermedades a fin de ofrecer una respuesta rápida y acciones preventivas focalizadas de manera puntual”, destacó.

La organización instó a mejorar las capacidades del país para combatir las enfermedades infecciosas emergentes a través de un esfuerzo federal bien financiado, coordinado con iniciativas internacionales y diseñado para fomentar avances públicos y privados en investigación, diagnóstico de última generación, tratamientos y vacunas.

Entre una serie de recomendaciones, el informe señaló que el gobierno de EE. UU. debe:

Coordinar esfuerzos con los gobiernos locales y estatales para ofrecer los recursos necesarios a fin de crear y mantener la capacidad de salud pública del país para responder a las enfermedades que ocurren de forma natural y al bioterrorismo.

Impulsar su liderazgo para mejorar la capacidad global con el objetivo de responder, controlar y eliminar las amenazas de enfermedades infecciosas.

Mejorar y promover la implementación de un sistema integral de vigilancia para las enfermedades infecciosas globales.

Desarrollar una amplia agenda de investigación en todo el ámbito gubernamental de varios años para la prevención y control de las enfermedades infecciosas emergentes en colaboración con organizaciones de salud pública locales y estatales así como con expertos académicos y de la industria.

Reclutar, conservar y entrenar a profesionales de salud pública con la capacidad de identificar, verificar, prevenir, controlar y tratar las enfermedades infecciosas emergentes.

Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango, HealthDay (FUENTE: Trust for America’s Health, news release, Oct. 29, 2008)

Intramed, 03 de noviembre de 2008, leer nota completa

Archivado en:Inicio » Contagio, trasmisión de hepatitis » Crece la amenaza de las enfermedades infecciosas


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.