Con el contagio la vida de mi mamá cambió para siempre

hepatitis-1Bahía Blanca, Argentina – "Tengo mi pensamiento, pero me lo reservaré hasta tanto sepa lo que sucedió", dijo una de las hijas de la paciente que debió ser trasplantada. Se supo que la mujer evoluciona, aunque presentó algunas complicaciones.

"Me parece estar viendo una película", expresó ayer en declaraciones periodísticas una de las hijas de la paciente que debió ser trasplantada después de someterse a una endoscopía en el Instituto de Diagnóstico Digestivo, de Gorriti 371.
"Todo fue muy rápido y si bien el donante apareció enseguida, esta situación a mi mamá le cambió la vida", agregó.
Pese a que dijo que prefiere resguardar el nombre y la intimidad de su madre, al menos hasta que, una vez superado el trance, ella misma pueda decidir, relató que siempre fue una persona "sana, deportista y activa".
"Jamás evidenció una enfermedad crónica ni nada por el estilo. El 10 de septiembre se acercó al consultorio del doctor (Oscar) Casalini para hacerse un estudio debido a una molestia en la boca del estómago", relató.
Poco después, la mujer, de 61 años, comenzó a manifestar alta temperatura y descompostura. Dejó de comer y empezó a debilitarse.
"En el medio le dieron el resultado de la endoscopía y se asombró cuando el doctor le dijo que era levemente celíaca, algo que en algunas ocasiones se despierta en la edad adulta", amplió su hija.
"Como insistía en que no se sentía bien, le indicaron estudios de sangre, entre ellos un hepatograma, y ahí fue cuando saltó la complicación en el hígado", señaló. Casalini ordenó su inmediata internación.

Se trataba, de acuerdo con el propio facultativo, del tercer caso de pacientes que presentaban inconvenientes luego de haber visitado el consultorio los días 5 y 10 del mes pasado.
Fue así que el 1 de octubre fue internada en el Hospital Español, aunque 48 horas después, en un avión sanitario, fue derivada al Italiano de Buenos Aires.
El diagnóstico indicaba una hepatitis hiperaguda fulminante y se le explicó a la familia que por lo general este tipo de patología podría tener un origen tóxico.
El trasplante surgió como alternativa y la mujer quedó primera en la lista de espera a nivel nacional.
Dos días más tarde –el sábado 6 de octubre– apareció un donante cadavérico y se realizó la intervención, que luego derivó en otras complicaciones, como una neumonía y un pequeño rechazo al órgano.
"Estamos viendo su evolución; nos dicen que ciertos comportamientos son normales. Lo que puedo decir es que la recuperación de un trasplantado es muy lenta y que la vida de mi mamá cambió para siempre", dijo.
Expresó que junto con sus tres hermanas se turnan para viajar a Buenos Aires.
"El Italiano es el único hospital que tiene una terapia familiar, de manera que mi mamá siempre está acompañada", comentó.
Toda la familia, según manifestó, espera el pronto esclarecimiento del hecho y más precisiones en torno al caso, al que por ahora acceden a través de los medios y de trascendidos.
"Tengo mi pensamiento, pero me lo reservaré hasta tanto sepa lo que sucedió. Sé que en esa clínica se hacían montones de estudios, pero bastaron seis personas afectadas para que la situación dé un vuelco y mi mamá termine trasplantada", concluyó.
Tal como se informó ayer, los procedimientos endoscópicos y anestésicos en el instituto fueron suspendidos en forma temporaria, en una medida dispuesta en forma conjunta por Región Sanitaria I y la secretaría de Salud municipal.
Se analiza un posible origen viral al cual atribuir los casos de hepatitis que habrían tenido su origen en ese establecimiento y en virtud de garantizar la salud de la población.
El consultorio está a cargo del especialista consultor en gastroenterología, Oscar Casalini, quien explicó a "La Nueva Provincia" que apenas conocidos los síntomas en algunos pacientes se formó una comisión para evaluar lo que estaba sucediendo.
En ambas jornadas, en septiembre, dijo que se realizaron un total de 30 endoscopías. "Los seis pacientes presentaron evoluciones diferentes. Tan es así que el último de ellos fue diagnosticado hace diez días", dijo.
También trascendió que ha sido distinta la intensidad de la reacción. Desde síntomas muy leves hasta el caso extremo de la persona que requirió el trasplante del órgano.

Tanto la secretaría de Salud como Región Sanitaria I anticiparon que están a disposición de las personas que desean realizar consultas con relación a esta problemática. Para ello se habilitaron los teléfonos 550-6001 y 455-5110.

NADA EN EL CONSEJO DELIBERANTE

Pese a que los concejales que integran la comisión de Salud del Concejo Deliberante mantuvieron ayer una de sus habituales reuniones, el tema estuvo ausente. Tampoco hay proyectos pidiendo informes o convocatorias, de acuerdo con lo señalado por su presidenta, María Gisela Ghigliani (FPV). La comisión la completan Guillermo Quevedo (FPV), Miriam Iantosca (Integración Ciudadana), Roberto Ursino (UCR) y José Luis Paredes (Unión Pro).

EN DOS TRAZOS
Hipótesis

Por David Roldán en "La Nueva Provincia"

Todas las hipótesis seguirán siendo válidas en el caso de los afectados por trastornos hepáticos, hasta tanto se pueda determinar cuál fue el origen de la afección.
De todas formas, existen algunos apuntes que vale la pena considerar.
Por ejemplo, que de los seis estudios cuestionados, cinco se realizaron –no simultáneamente– en una jornada (5 de septiembre) y el restante cinco días después.
En tanto, otros pacientes fueron atendidos en ese lapso sin que, hasta ahora, evidenciaran signos de hepatitis C en su salud.
También se debe considerar que no todas las endoscopías fueron superiores (por boca), sino que hubo algunas inferiores (por recto), para lo que la aparatología que se emplea es diferente.
Sí existe algo en común, la sedación, para lo que se emplea Propofol, de uso corriente, en mayor o menor medida, en otras intervenciones.
La realidad demostró que la reacción hepática no se produjo en forma inmediata y que distinto ha sido el grado de afección entre las seis personas, tres de ellas de Bahía Blanca y las restantes derivadas desde poblaciones de la zona.
Seguramente, el caso más trascendente fue el de la mujer que, trasladada a Buenos Aires, con una profunda crisis hepática, ingresó en la lista del Incucai y, afortunadamente, enseguida se consiguió un órgano para trasplantarla.
Para algunos facultativos esto llama la atención, pues la hepatitis C no suele ser tan agresiva, lo que quedó demostrado en el caso de otras dos personas a las cuales ya se les dio el alta.
También crea incertidumbre la forma en que pudieron haberse contagiado, ya que este tipo de enfermedad se transmite a través de la sangre o de líquidos corporales, elementos que no podrían haber estado presentes, de haberse concretado las normas de higiene imprescindibles.
Vale puntualizar, para conocimiento de la gente, que algunos de los síntomas de la hepatitis C son el cambio de tonalidad en los ojos, que se pueden tornar más amarillentos, la posible evacuación de orina de color más oscuro o la presencia de materia fecal más clara.
Claro que también vale tener en cuenta que, a veces, esta enfermedad tiene la sintomatología habitual y pueden pasar hasta dos meses hasta que se produzca una reacción.
Inclusive, puede darse el caso de que nunca se declare, apareciendo en algún estudio específico de la zona hepática o bien al momento de donar sangre.
De ahí, la acertada decisión de las autoridades del instituto de calle Gorriti al 300 de convocar a todas las personas a las que se le practicaron endoscopías los días en cuestión –5 y 10 de septiembre–, de forma tal de establecer si también pudieron verse afectadas.
En este marco, también fue correcta la determinación de las autoridades de la secretaría de Salud municipal y de Región Sanitaria I, de interrumpir los estudios en el consultorio aludido, hasta tanto se tenga algún indicio de lo que pudo haber pasado.
Mientras, la incertidumbre da vueltas en torno de los responsables de un establecimiento de prestigio, que llevaba realizadas sin problemas más de 7.000 prácticas como las aludidas, y de los propios funcionarios sanitarios.
Como decíamos al comienzo, son numerosas las hipótesis que se barajan, en tanto, día tras día, crece la necesidad de que se sepa la verdad de lo ocurrido.

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Con el contagio la vida de mi mamá cambió para siempre

Etiquetas:


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. Maria dice:

    leia el articulo y me pregunto varias cosas:
    – Dice que no podria ocurrir esto si los metodos de limpieza y desinfección se hacen adeuadamente. Quien controla que se hagan adecuadamente??
    -Se menciona que en cada jornada se hicieron aproximadamente 15 endoscopias, 30 en total. en que tiempo se hicieron ??
    Diariamente realizamos endoscopias en la institucion donde trabajo, y por mañana , entre las 8 y las 12,30 horas no podemos hacer mas de tres procedimientos. Esto nos genera algunas discusiones con los endoscopistas,pero si hacemos las cosas como dicen las normas, es imposible realizar la desinfeccion en menos de 50 minutos, y eso que no contamos el tiempo que le lleva descontaminar el endoscopio en el consultorio antes de que ingrese a la central.