Request and proposals of people affected by hepatitis B and C in Argentina

ARGENTINIANS PATIENTS PRESENTATION TO THE HEALTH AUTHORITIES
Actions for greater control of viral hepatitis and to defend the rights of people with hepatitis B and/or hepatitis C

Reasons: (Spanish version)

people-affected-by-hepatitis-B-and-C -in-Argentina-2Viral hepatitis are among the most serious diseases in the world, according to World Health Organization (OMS). This disease globally kills about 1.4 million people each year. (1) The inconceivable is that most of these deaths are preventable with adequate information, early detection and access to highly effective medication, and in the case of hepatitis A and B also can and should be prevented by vaccination.

In our country, unfortunately there is still no exact figures on the number of people affected by hepatitis B or hepatitis C but different studies in some regions of the country, the number would range between 5% and 1.5% depending on the region (2), it can be estimated that there could be more than one million Argentines affected by some of these hepatitis.

These kind of viral hepatitis are asymptomatic and therefore most people when it comes to diagnosing the viral infection is advanced and very damaging his liver, with consequences such as cirrhosis, liver cancer, or need for transplantation, consequences that often end with the death of the person.

In Argentina the highest percentage of people awaiting liver transplantation (1100 people (3) is for consequences of hepatitis C or hepatitis B, usually not detected in time.

Since 2012 our country has a National Programme for the Control of Viral Hepatitis, which provides free specialized medical care, treatments and conducts public awareness campaigns. Whereas in our country this program must come with their attention to more than 35% of the population without health coverage for Social Work or Private Health Insurances. (4) Estimating 1 million Argentines may have some chronic viral hepatitis in, of which 35% uninsured, we are talking about 350,000 people and while not all of them need treatment. For example, we thought that only a third of those in need, would be talking about 116,000 people. So it’s a very serious problem to consider that in about two years only been requested and / or provided from the Programme, 421 treatments. (5)

This question shows a serious problem and multiple difficulties in the Argentinian public and private health system in order to advance in the real control of chronic viral hepatitis.

People with chronic hepatitis, organized in self-help groups and NGOs, have worked and analyzed different aspects of this problem and provide our analysis to the various health public agencies (national and provincial) to take into account to redefine the approach action and control of chronic viral hepatitis in Argentina, to improve the quality of life and the opportunity to cure of those who are currently affected by these viruses, preventing death cause these diseases, and prevent the spread of these diseases.

Groups, activists and NGOs Argentine people with chronic hepatitis who were called by the HCV Sin Fronteras Foundation – through the initiative of the networking HepaRed Argentina, developed during 2014 workshops related to finding solutions to the problem of people affected by viral hepatitis in Argentina.

Workshops 2014:

3rd NGO’S Argentine Meeting and patient groups with liver disease – Rosario, Santa Fe – March
Together against viral hepatitis – Pinamar, Buenos Aires – April
6th Virtual Meeting of leaders of patients with chronic viral hepatitis – May
7th Virtual Meeting of leaders of patients with chronic viral hepatitis – June
4th NGO’S and patient groups Coordinators Meeting. Together against viral hepatitis – Buenos Aires 2014 – September
3rd Virtual NGO’S leaders Latin-American Meeting of group patients with chronic viral hepatitis – April

Of the contributions made by groups, activists and NGO participants has born this document of application actions, where we express our problems, our worries, our orders and claims and our thoughts about the direction it should take the work against these diseases in Argentina.

Requirements and Proposed Actions
Hepatitis National Law – The priority must be given to the work already started to achieve a Hepatitis National Law ensuring the rights of people affected by Hepatitis Viral Chronicles and particularly contemplate access to specialized and multidisciplinary care, diagnostic studies, control and treatment, access to last generation treatments, as well as social and labor rights of people who we live with chronic hepatitis are guaranteed, considering the gratuitousness of these measures to improve care and people quality life.

Hepatitis C Rapid Test – The use of rapid tests for the diagnosis of hepatitis C are urgently warranted, since it is a contrasted tool, already used in many countries to achieve early diagnosis in larger population.

Prevention among vulnerable groups: Increase the promotion of testing for Hepatitis B and C especially in highly vulnerable populations (persons deprived of liberty, war veterans, drug consumers, health workers, hemophiliacs, people living with HIV, dialysis people, etc.)

The containment before the positive result to an infection with hepatitis B or hepatitis C. This result must be provided in a suitable context of emotional restraint, offering care suggestions clearly necessary to follow and should ascertain the rights of the individual ill. It should also provide training to health professionals about appropriate language to explain the situation of illness of the person concerned and caring environment.

Access to the best and most appropriate medication is guaranteed: Given the significant new offer of different treatments for chronic viral hepatitis and allow customizing them, we request that access to the best and most suitable medication to ensure free for each person according to what has been indicated by the team of professionals who assist and consent of the sick person. Be privileged the life of the person, regardless of economic costs, administrative bureaucracy, optimizing the time of application for prescribers with drug delivery, either in Obras Sociales, Prepagas (Public Social Health systems) and programs of national and provincial health systems.

Multidisciplinary care for people with chronic hepatitis either treatment or doctor control visits. That people in treatment are strictly monitored for possible adverse effects with immediate attention of specialists as needed. (Physical, psychological, containment in the family environment and others)

Family environment groups in public hospitals, promote the formation of groups for people living with HCV or HBV in Public Hospitals, as part of the multidisciplinary care team. In this way patient information is improved, better adherence is achieved, and most successful, doubts and fears is resolved, among other benefits for the affected person and his family. (6)

End the stigma and discrimination that suffer the people affected by these diseases, social and especially labor. We request that state agencies defending the rights of people, analyze this situation to the urgent search for solutions.

End the inequity existing distance where in the cases of people to be served away from specialized health centers. Promote public health facilities by province with trained professionals to meet people with chronic hepatitis. Social assistance due to the sick person and his family who have to move or have other needs that obstruct or impede proper care is guaranteed.

Massive and permanent public campaigns: intensify the information and prevention campaigns about hepatitis B and hepatitis C, fulfilling the duty to inform all citizens about the existence of these diseases for possible prevention. (7). Either national, provincial or municipal level.

Health personnel training. That is to train health professionals across the country, to detect hepatitis B and C in people who have illnesses that may be associated with consequences of infection with hepatitis B or hepatitis C. eg, cirrhosis, diabetes, fatty liver, liver cancer. Especially community health, primary care, specialists in gynecology, gastroenterology, pediatrics and medical clinic, among others, so professionals receiving people for health regularly controls.

Health education. Generate appropriate content and updated on Viral Hepatitis for primary and secondary schools, tertiary and technical programs and careers related to health across the country.
Content for both students and teachers, reviewing existing information in manuals and notes, which often confused about the actual transmission pathways and care to avoid it, thus producing more ignorance, danger of contact with HBV virus and HCV, and greater discrimination.

Promote compliance with the National Program for Comprehensive Sexuality Education. Promote the application in all provinces of the Law 26,159 on the National Programme for Comprehensive Sexuality Education, which is informed and trained teachers, students and parents about the importance of knowing different hepatitis differences in order to prevent the hepatitis B disease, prevention and protection through vaccination.

Referencies

  1. http://www.paho.org/arg/index.php?option=com_content&view=article&id=1202:la-hepatitis-es-una-epidemia-silenciosa-que-mata-a-dos-personas-por-minuto-en-el-mundo-&Itemid=226
  2. Hepatitis Virales en Argentina- Ministerio de salud de la Nación 2014
  3. http://www.incucai.gov.ar/mod_estadisticas/pacientes_inscriptos_en_lista_de_espera.php
  4. http://www.censo2010.indec.gov.ar/cuadrosDefinitivos/Total_pais/P12-Total_pais.xls
  5. Juntos frente a las hepatitis Rosario 2014 – Presentación Dra. Coronel Diapo 14
  6. http://hepatitis2000.org/experiencias-de-grupos-de-pares-en-el-hospital-fortalezas-y-desafos-iv-congreso-hospital-francisco-j-muiz/
  7. Comisión de Acción Social y Salud Pública de la Honorable Cámara de diputados de la Nación orden del día 1818 – diciembre de 2010 – expediente (7.471-D.-2010.)
  • Solicitud global de los pacientes con Hepatitis en la Asamblea Mundial de la Salud 2014
  • Documentación de World Hepatitis Alliance, países y sociedad civil
  • Manifiesto Internacional de los pacientes – 2001 al 2014
  • PAHO Viral Hepatitis – Virtual Meeting N°1 y N°2
  • Experiencias de grupos de pares en el Hospital: fortalezas y desafíos, IV Congreso Hospital Muñiz Buenos Aires- noviembre 2013
  • Primeras Jornadas de hepatitis virales en Comunidades Cerradas – Buenos Aires mayo 2014

Traducción Xavi Llebaria – Fundación HCV Sin Fronteras – Catalunya

Aprueban ley para programa de prevención de hepatitis virales en Catamarca!

La Cámara de Senadores dio media sanción hoy, en su sesión ordinaria a un proyecto de ley que tiene que ver con la creación de un Programa de Lucha contra las Hepatitis Virales.

catamarca-hepatitis-viralesEl Programa de Lucha contra las Hepatitis Virales, estará destinado  a la prevención, diagnóstico y tratamiento en todo el territorio provincial, bajo las esferas y dependencias de la Dirección Provincial del Centro Único de Referencia (CUR).

La iniciativa presentada por el senador capitalino Ramón Figueroa Castellanos, tiene como objetivo el fortalecimiento de la prevención de la hepatitis A y B mediante la vacunación obligatoria y gratuita establecida en el calendario nacional de vacunas; la vacunación obligatoria para hepatitis B en estudiantes universitarios y de las carreras de Ciencia de la Salud antes del ingreso a prácticas hospitalarias del personal de Salud antes del ingreso laboral estatal o privado; fortalecer la prevención de hepatitis B y C mediante el uso correcto de preservativo, por ser éstas infecciones de transmisión sexual; fomentar el testeo de hepatitis B y C como parte de los controles anuales de salud y especialmente en personas viviendo con VHI-SIDA o con otras ITS, entre otros.

La normativa dispone la creación de la partida presupuestaria anual, especialmente destinada a la lucha de las hepatitis virales, la cual se administrará a través de un presupuesto de la Dirección  del CUR, quien será responsable de este programa que tendrá entre sus funciones las acciones preventivas para las hepatitis virales, como difusión y capacitación de la población en general; la entrega y distribución de medicamento para hepatitis B, etc.

También la ley establece en su último artículo la adhesión de la provincia de Catamarca al Día Mundial de la Lucha contra la Hepatitis, declarado por la OMS los días 28 de julio de cada año.

Luz verde a creación de un Sistema de Protección Integral para las Personas Trasplantadas

También la Cámara alta dio media sanción hoy a un proyecto de ley, autoría del senador Daniel Saadi, que establece la creación de un Sistema de Protección Integral para las Personas Trasplantadas.

La normativa tiene como objetivo proveer instrumentos necesarios a estas personas que faciliten su integración familiar y social mediante la atención medicas integral; seguridad social y inserción laboral adecuada a su condición, de acuerdo indicó el legislador al fundamentar su proyecto.

Saadi dijo que en el caso de la reinserción laboral la norma especifica  que los empleadores que brinden trabajo a personas trasplantadas gozarán de una reducción impositiva provincial y el ministerio de Salud Pública de la Provincia, certificará en cada caso las posibilidades físicas y psicológicas del paciente.

Se establece además un cupo o porcentaje sobre el total de viviendas a adjudicarse, cobertura médica y medicamentos, transporte gratuito para concurrir a los centros médicos para realizar sus controles y/o rehabilitación, y asistencia psicológica para estos pacientes.

“Sería un orgullo para la provincia contar con una ley que brinde una protección integral a personas trasplantadas que residen en Catamarca”, dijo el senador  Saadi al fundamentar la iniciativa. Antes había señalado que “la persona trasplantada es considerada legalmente una persona sana o normal, enunciación que no coincide con la realidad pues el buen estado del órgano trasplantado depende de estar inmunosuprimido, lo que causa riesgos de posibles enfermedades que podrán condicionar la salud de la persona, por lo que esta ley creará la figura legal de la persona trasplantada dando acceso a derechos le permitan una mejor calidad de vida”.

En: El Ancasti – Catamarca, Argentina – 28 de agosto de 2012 – Nota completa

Hepatitis, Asamblea Mundial de la Salud 2014

Mayo 2014, un mes de gran importancia en la lucha global contra las hepatitis virales

Asamblea-Mundial-de-la-Salud-OMS-2014Del 19 al 24 de mayo se reunirán los 194 estados miembros de la Asamblea Mundial de la Salud, y ministros de salud representantes de estos gobiernos van a votar sobre una nueva resolución sobre las hepatitis virales
Ver la resolución propuesta clic aquí

La nueva resolución es una señal alentadora de que las hepatitis virales van consiguiendo poco a poco el espacio que merecen. Sin embargo los gobiernos deben comprometerse con las acciones propuestas en la resolución para lograr un cambio real. No tenemos muchas oportunidades como esta.

Es necesario que cada gobierno de cada país, conozca y vote esta resolución.
Por este motivo la Alianza Mundial de la Hepatitis, ha emitido un llamado a todos sus miembros para colaborar en la difusión y reconocimientos gubernamentales de esta importante resolución.
Información sobre la Resolución

¿Qué es una resolución de la Organización Mundial de la Salud?
Una resolución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una declaración de 194 Estados Miembros de la OMS de los objetivos, así como las acciones a ser emprendidas por los países y por la OMS. Los acuerdos se adoptan, en la Asamblea Mundial de la Salud, OMS que realiza una reunión anual en mayo de cada año. La resolución sobre la hepatitis viral exige que cada país adopte una estrategia nacional sobre la hepatitis viral. Los acuerdos se adoptan por consenso (acuerdo de los 194 países) y, por tanto, todos los países se comprometen a todo el contenido de la resolución.

¿No ha habido ya una resolución de la hepatitis viral?
Se adoptó la primera resolución de la hepatitis viral en 2010. Hizo un llamamiento para que la hepatitis viral este en la agenda internacional de la salud y se realice una acción coordinada para mejorar la concientización pública de la hepatitis viral, la prevención, tratamiento y apoyo. También marcó la adopción del Día Mundial de la Hepatitis como uno de los cuatro días de sensibilización oficiales de enfermedades específicas reconocidas por la OMS.

Entonces ¿por qué una nueva resolución?
Ha habido cambios importantes desde la resolución de 2010, que han hecho necesario proponer la nueva. En primer lugar, la carga global del informe Lancet (prestigiosa revista mundial de medicina) ha demostrado que la hepatitis viral mata a 1,5 millones de personas cada año, un número mucho más alto que se pensaba anteriormente, y uno que justifica una respuesta más grande. En segundo lugar, Un Informe Global publicado por la Organización Mundial de la Salud en el año 2013 pone en evidencia el grado de descuido de la hepatitis viral. De los 126 países encuestados, solo el 37% de los países dispone de una estrategia o plan para la hepatitis viral, y menos del 30% informó tener un departamento responsable exclusivamente de actividades relacionadas con la hepatitis viral. La falta de reacción a la 8a mayor causa de muertes en el mundo no solo pone en peligro a millones de vidas al permitir que crezca esta epidemia silenciosa, sino que deja totalmente abandonadas, sin apoyo o reconocimiento, a las 500 millones de personas que se estiman crónicamente infectadas.

En la actualidad, las enfermedades reciben atención y fondos de acuerdo a su prioridad global. Sin embargo, la lista global de prioridades no refleja necesariamente la carga verdadera de la enfermedad. Esto ha dado lugar a respuestas que son desproporcionadas al impacto de las enfermedades, y ha dejado trágicamente a algunas enfermedades con insuficientes recursos. La hepatitis viral es un claro ejemplo; pese a su inmensa carga, ha habido poca presión global para abordarla. Como resultado, la mayoría de los gobiernos no asigna recursos para la hepatitis viral, o asigna recursos insuficientes, incluso en países donde la prevalencia alcanza hasta 20%.

¿Quién está llamando para ello?
La nueva resolución ha sido propuesta por Colombia, Brasil, Costa Rica, Egipto, Irán, Kuwait, Líbano, Libia, República de Moldavia, Omán, Qatar, Arabia Saudita, Sudáfrica y Túnez.

¿Qué hay en la nueva resolución?
Si es aprobada, todos los Estados miembros firman las recomendaciones de la resolución, que incluyen el desarrollo y aplicación de estrategias nacionales sobre la hepatitis viral, promover la participación de la Sociedad Civil, poner en marcha una vigilancia adecuada y reforzar el control de la infección. Sin embargo, también, por primera vez, hace un llamamiento a la Organización Mundial de la Salud y todos los fondos pertinentes de las Naciones Unidas, programas y organismos de ayudar y priorizar la atención de la hepatitis viral en las agendas de salud.

¿Cómo sabemos que esta nueva resolución traerá un cambio real?
Por primera vez, la nueva resolución pide a la Organización Mundial de la Salud que fije objetivos globales, y también para formar un sistema de monitoreo de los progresos realizados. Anteriormente, los cambios o la falta de cambios, han sido reportados y desapercibidos. Este no será el caso después de la siguiente resolución; todos y cada uno de los gobiernos será supervisado por la OMS para evaluar su progreso sobre las hepatitis virales.

¿Qué puede hacer cada gobierno?
Participar y votar afirmativamente la nueva resolución
Hacer una intervención. Todos los Ministros de Salud tienen el derecho de expresar su palabra en la Asamblea Mundial de la Salud, y esto se denomina “hacer una intervención ‘. Esta es su oportunidad de demostrar el apoyo de cada país para que las hepatitis virales tengan una prioridad más alta. Las intervenciones tienen dos consecuencias importantes:
Que basan sus prioridades en las prioridades de los gobiernos. Y que si suficientes Ministros de Salud muestran que la hepatitis viral es un problema global importante, la OMS pedirá que se dediquen más recursos a la misma.
Patrocinadores globales (por ejemplo, la Fundación Gates) suelen observar qué demanda existe para los recursos antes de decidir dónde colocar sus fondos. Las intervenciones de los Ministros de Salud de la Asamblea Mundial de la Salud demostrarán que hay demanda mundial de las hepatitis virales y que deben abordarse, esto también alentará a los donantes a participar.

MUY IMPORTANTE: Sigamos de cerca cual será la actitud de los representantes de cada estado, y promovamos que las autoridades de salud del país en que vivimos, participen y voten la nueva resolución. Pongamos finalmente un freno a las Hepatitis Virales!

Adaptación Fundación HCV Sin Fronteras – Argentina – 09 de Mayo de 2014 – Link

Las hepatitis preocupan a la O.M.S, texto del Consejo Ejecutivo 2014

consejo-ejecutivo-oms-hepatitisArgentina, HCVSF – Los Estados del mundo deben trabajar con mayor prioridad para controlar las hepatitis virales, que hoy provocan 1,4 millones de muertes en el mundo (como comparación para estimar la problemática, son 1,5 millones de muertes provocadas por el VIH sida y 1,2 millones de muertes causadas tanto por la malaria como por la tuberculosis)

Para cambiar esta realidad la OMS solicita a los gobiernos que establezcan planes y programas de concientización, prevención, vacunación, diagnóstico, acceso a la atención médica y a los tratamientos disponibles. Y que estos planes y programas deben llevarse adelante con el compromiso no solo de los gobiernos, sino se debe trabajar en conjunto con las sociedades civiles, efectores de salud, proveedores de servicios, insumos, medicamentos y el apoyo de organismos internacionales.

La gravedad de las hepatitis en el mundo y la necesidad de adoptar urgentes medidas para controlarlas, fue uno de los temas más importantes que recomienda el Consejo Consultivo de la OMS para que sea tratado y considerado en la 67° Asamblea Mundial de la Salud (AMS) que se realizará en Ginebra- Suiza, en el mes de mayo de 2014 y que reúne a 144 Estados del mundo. El Consejo Consultivo está formado por 34 países y son los encargados de recomendar la agenda de temas de salud que deben tratarse en la reunión de la Asamblea.

Recordamos que la AMS en su 63° reunión del año 2010 emitió la primer Resolución A63/VR/8  consensuada por sus miembros y en la que alerta sobre la gravedad de estas enfermedades en el mundo y estableció el 28 de julio como Día Mundial de la Hepatitis como una herramienta de concientización mundial. Esta resolución cambió profundamente la consideración que los gobiernos daban a las hepatitis, en muchos países se está trabajando con estrategias concretas para controlar estas enfermedades, pero aún muchos países ni siquiera hablan de las hepatitis y estas enfermedades no podrán controlarse si no se realizan acciones específicas en todos los países.

Esperamos con ansias que las hepatitis virales sean nuevamente un tema prioritario en la agenda de la 67° Asamblea Mundial de la salud y nos alegramos que así lo haya recomendado el Consejo Consultivo de la Organización Mundial de la Salud

Publicado por: Comunicaciones Fundación HCV Sin Fronteras – febrero de 2014 – Buenos Aires, Argentina

Que es el Consejo Ejecutivo
El Consejo Ejecutivo está integrado por 34 personas técnicamente calificadas en el campo de la salud, cada una de ellas designada por un Estado Miembro elegido por la Asamblea Mundial de la Salud para que haga dicha designación. Los Estados Miembros son elegidos con ese fin para un plazo de tres años.
El Consejo se reúne por lo menos dos veces al año; la reunión principal tiene lugar normalmente en enero, seguida de una segunda reunión, más breve, en mayo, inmediatamente después de la Asamblea de la Salud. Las principales funciones del Consejo Ejecutivo consisten en dar efecto a las decisiones y políticas de la Asamblea de la Salud, en asesorarla y, de manera general, en facilitar su trabajo

Texto del Consejo Ejecutivo – Resolución adoptada el 25 de enero de 2014:

134.ª reunión
Punto 10.5 del orden del día 25 de enero de 2014
Hepatitis

El Consejo Ejecutivo,
Habiendo examinado el informe sobre hepatitis,1

RECOMIENDA a la 67.ª Asamblea Mundial de la Salud que considere y adopte la si-guiente resolución:

La 67.ª Asamblea Mundial de la Salud,
Reafirmando la resolución WHA63.18, adoptada en 2010 por la Asamblea Mundial de la Salud, en la que se reconocía que las hepatitis víricas eran un problema de salud pú-blica mundial y que era necesario que los gobiernos y las poblaciones adoptasen medidas para prevenirlas, diagnosticarlas y tratarlas, y en la que asimismo se hacía un llamamiento a la OMS para que elaborara y aplicara una estrategia mundial integral destinada a apoyar estas actividades, y expresando preocupación por la lentitud de la aplicación;
Recordando también la resolución WHA45.17 sobre inmunización y calidad de las vacunas, en la que se instaba a los Estados Miembros a incluir las vacunas contra la hepa-titis B en los programas nacionales de inmunización, y expresando preocupación por el hecho de que la cobertura mundial de vacunación de los lactantes contra la hepatitis B sea en la actualidad de aproximadamente el 75% y, por tanto, inferior a la meta mundial del 90%;
Recordando, además, la resolución WHA61.21, en la que se adoptó la Estrategia mundial y plan de acción sobre salud pública, innovación y propiedad intelectual;
Observando con profunda preocupación que las hepatitis víricas ocasionan actual-mente 1,4 millones de muertes al año (en comparación con los 1,5 millones de muertes provocadas por el VIH y el sida y los 1,2 millones de muertes causadas tanto por la mala-ria como por la tuberculosis), que aproximadamente 500 millones de personas padecen en la actualidad hepatitis víricas y que unos 2000 millones están infectadas por el virus de la hepatitis B, y teniendo en cuenta que la mayoría de las personas con hepatitis B o C cró-nicas no saben que están infectadas y corren un grave riesgo de desarrollar cirrosis o cán-cer hepático, lo que contribuye al aumento mundial de estas dos enfermedades crónicas;
1 Documento EB134/36.

EB134.R18
2
Observando asimismo que cada año se producen millones de infecciones agudas por los virus de la hepatitis A y la hepatitis E, que ocasionan decenas de miles de muertes, casi exclusivamente en los países de ingresos bajos y medios; Considerando que, aunque la hepatitis C no es prevenible mediante vacunación, los tratamientos actuales ofrecen elevadas tasas de curación que, según las previsiones, mejorarán aún más con la próxima aparición de nuevos tratamientos; y que, aun cuando la hepatitis B es prevenible mediante una vacuna segura y eficaz, existen 240 millones de personas infectadas por el virus de la hepatitis B, y las terapias eficaces existentes podrían impedir que muchas de ellas desarrollasen cirrosis y cáncer hepático; Expresando preocupación por que las medidas preventivas no se aplican de manera universal y por que en muchas partes del mundo no se dispone o no se puede acceder de forma equitativa a productos diagnósticos y regímenes terapéuticos de calidad, eficaces y asequibles contra las hepatitis B y C, especialmente en los países en desarrollo; Reconociendo el papel de la promoción de la salud y la prevención en la lucha contra las hepatitis víricas, y haciendo hincapié en la importancia de reforzar las estrategias de vacunación como medida de salud pública costoefectiva y de gran impacto; Observando con preocupación que la tasa de cobertura de la administración al nacer de una dosis de vacuna contra la hepatitis B sigue siendo inaceptablemente baja; Reconociendo también que en Asia y África sigue habiendo importantes brotes de hepatitis A y E, aun cuando se dispone de una vacuna segura y eficaz contra la hepatitis A desde hace casi dos decenios y de vacunas experimentales contra la hepatitis E que, sin embargo, todavía no han sido certificadas por la OMS; y que la falta de higiene y saneamiento básicos aumenta los riesgos de transmisión de los virus de las hepatitis A y E y las poblaciones más vulnerables no tienen acceso a esas vacunas; Teniendo en cuenta que el uso excesivo de inyecciones y las prácticas poco seguras son responsables de una carga sustancial de mortalidad y discapacidad, con una cifra estimada de 2 millones de infecciones por el virus de la hepatitis B y 500 000 por el virus de la hepatitis C en 2010; Reconociendo la necesidad de que las personas que reciben sangre tengan acceso a sangre segura, tal y como establecen la resolución WHA28.72 sobre la utilización y el suministro de sangre y productos sanguíneos humanos, en la que la Asamblea Mundial de la Salud recomendaba la creación de servicios públicos nacionales de donación de sangre, y la resolución WHA58.13, en la que la Asamblea Mundial de la Salud acordó instituir el Día Mundial del Donante de Sangre, y considerando que la vía parenteral es una de las principales vías de transmisión de los virus de las hepatitis B y C; Reconociendo también la necesidad de reforzar los sistemas de salud e integrar estrategias colaborativas y sinergias entre las medidas de prevención y control de las hepatitis víricas y las relativas a enfermedades infecciosas como el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o sanguínea conexas, otras enfermedades transmitidas de la madre al niño y los programas de lucha contra el cáncer y otras enfermedades no transmisibles;

EB134.R18
3
Observando que el virus de la hepatitis B, y en particular el virus de la hepatitis C, afectan de forma desproporcionada a los consumidores de drogas inyectables, y que se calcula que 10 de los 16 millones de dichos consumidores que hay en el mundo están infectados por el virus de la hepatitis C, y 1,2 millones por el virus de la hepatitis B;
[Recordando la resolución 65/277 (subpárrafo 59(h) de la Asamblea General de las Naciones Unidas y que las nueve intervenciones básicas1 mencionadas en WHO/UNODC/UNAIDS Technical Guide for countries to set targets for universal ac-cess to HIV prevention, treatment and care for injecting drug users son componentes importantes de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las infecciones tanto por el virus de la hepatitis B como por el virus de la hepatitis C, y que el acceso a ellas sigue siendo limitado o inexistente en muchos países con gran carga por los vi-rus de las hepatitis B y C;]
Consciente de que entre 4 y 5 millones de personas con VIH están coinfectadas por el virus de la hepatitis C, y más de tres millones por el virus de la hepatitis B, lo que se ha convertido en una importante causa de discapacidad y mortalidad entre las personas bajo tratamiento antirretrovírico;
Teniendo en cuenta que las hepatitis víricas son un problema de gran envergadura entre las comunidades indígenas de algunos países;
Acogiendo con satisfacción la elaboración por la OMS de una estrategia mundial sobre prevención y control de las hepatitis víricas que está centrada en los sistemas de salud;2
Considerando que la mayoría de los Estados Miembros carecen de sistemas ade-cuados de vigilancia de las hepatitis víricas para poder adoptar políticas basadas en datos probatorios;
Teniendo en cuenta que es esencial evaluar periódicamente la aplicación de la es-trategia de la OMS para hacer un seguimiento de la respuesta mundial a las hepatitis víri-cas, proceso que se inició con la publicación en 2013 del informe mundial sobre políticas de prevención y control de las hepatitis víricas en los Estados Miembros de la OMS (Global policy report on the prevention and control of viral hepatitis in WHO Member States);
Reconociendo la necesidad de reducir las tasas de mortalidad por cáncer hepático y el hecho de que las hepatitis víricas causan el 78% de los casos de cáncer hepático prima-rio, y acogiendo con satisfacción la inclusión de un indicador sobre la vacunación contra la hepatitis B en el marco mundial de vigilancia integral adoptado en la resolu-
1 Programas de distribución de jeringuillas y agujas; tratamiento de sustitución con opioides y otros tratamientos de la drogodependencia; pruebas de detección del VIH y asesoramiento de los pacientes; tratamiento antirretrovírico; prevención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual; programas de distribución de preservativos entre los consumidores de drogas inyectables y sus parejas sexuales; información, educación y comunicación focalizadas para los consumidores de dro-gas inyectables y sus parejas sexuales; diagnóstico y tratamiento de las hepatitis víricas y vacunación contra ellas, y preven-ción, diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis.
2 «Prevención y control de las hepatitis virales: marco para la acción mundial.» Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2012.

EB134.R18
4
ción WHA66.10 sobre el Seguimiento de la Declaración Política de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles;
Reconociendo la necesidad de combatir y eliminar la estigmatización y discrimina-ción que sufren las personas afectadas por las hepatitis víricas y determinada a proteger y salvaguardar sus derechos humanos,
1. INSTA a los Estados Miembros:1
1) a que elaboren y apliquen estrategias nacionales multisectoriales coordinadas, basadas en el contexto epidemiológico local, para prevenir, diagnosticar y tratar las hepatitis víricas;
2) a que potencien las medidas relacionadas con la promoción de la salud y la prevención de las hepatitis víricas, y estimulen y refuercen las estrategias de inmunización, entre ellas contra la hepatitis A, basándose en el contexto epidemiológico local;
3) a que promuevan la participación de la sociedad civil en todos los aspectos de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las hepatitis víricas;
4) a que establezcan un sistema de vigilancia adecuado de las hepatitis víricas en apo-yo de la adopción de decisiones para formular políticas basadas en datos probatorios;
5) a que refuercen el sistema de recolección de sangre de donantes de bajo riesgo, vo-luntarios y no remunerados, para que toda la sangre donada sea sometida a la detección, con garantía de la calidad, del VIH, las hepatitis B y C, y la sífilis, y se sigan buenas prác-ticas transfusionales, a fin de garantizar la seguridad del paciente;
6) a que refuercen el sistema de garantía de la calidad de las pruebas de detección del VIH, las hepatitis B y C, y la sífilis en todos los donantes de tejidos y órganos;
7) a que reduzcan la prevalencia de la infección crónica por el virus de la hepatitis B tal como proponen los comités regionales de la OMS, en particular potenciando los es-fuerzos de prevención de la transmisión perinatal mediante la administración de una dosis de vacuna contra la hepatitis B al nacer;
8) a que refuercen las medidas de prevención de las hepatitis A y E, en particular la inocuidad de los alimentos y del agua de bebida y el fomento de la higiene;
9) a que refuercen el control de las infecciones en el entorno sanitario mediante todas las medidas necesarias para evitar la reutilización de equipos destinados a un solo uso y mediante la limpieza y la desinfección intensiva o la esterilización, según proceda, de to-dos los equipos reutilizables;
10) a que, cuando proceda, incluyan en los programas nacionales de inmunización la vacunación de los lactantes contra la hepatitis B, tratando de alcanzar una cobertura total;
1 Y, cuando proceda, las organizaciones de integración económica regional.

EB134.R18
5
11) a que en las políticas introduzcan disposiciones especiales para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las poblaciones afectadas por las hepatitis víricas, en par-ticular los pueblos indígenas, los migrantes y otros grupos vulnerables, según proceda;
12) a que consideren, cuando sea oportuno, la utilización de mecanismos para hacer uso de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio con el fin de promover el acceso a productos farmacéuticos1 específicos;
13) a que consideren, siempre que sea necesario, la utilización de medios administrati-vos o jurídicos con el fin de promover el acceso a las tecnologías de prevención, diagnós-tico y tratamiento de las hepatitis víricas;
14) [a que establezcan, según proceda, políticas nacionales de reducción del daño basadas en las leyes, políticas y procedimientos nacionales, y utilizando las normas de la OMS;2]
[o bien]
14) [a que pongan en práctica, en consonancia con la resolución 65/277, subpárra-fo 59(h) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, [programas de reducción del daño] teniendo en cuenta las nueve intervenciones básicas que figuran en WHO/UNODC/UNAIDS Technical Guide for countries to set targets for universal ac-cess to HIV prevention, treatment and care for injecting drug users cuando establez-can políticas de prevención, control y tratamiento de las hepatitis víricas, en función del contexto nacional y la responsabilidad jurisdiccional;]
15) a que traten de completar para 2017 la transición al uso exclusivo en las inyeccio-nes terapéuticas de dispositivos de inyección precalificados por la OMS o de dispositivos equivalentes que cuenten con mecanismos para impedir su reutilización, como las jerin-guillas de prevención de la reutilización y los dispositivos de prevención de lesiones pun-zantes, y que formulen políticas nacionales conexas;
16) a que revisen, según proceda, las políticas, prácticas y procedimientos asociados a la estigmatización y la discriminación de las personas afectadas por las hepatitis víricas, tales como la denegación de empleo, formación o educación, o las restricciones a los viajes, o que les impidan disfrutar plenamente del grado máximo de salud que se pueda lograr;

1 El Consejo General de la OMC, en su decisión de 30 de agosto de 2003 sobre la Aplicación del párrafo 6 de la De-claración de Doha relativa al Acuerdo sobre los ADPIC y la Salud Pública decidió que «por “˜producto farmacéutico’ se en-tiende cualquier producto patentado, o producto manufacturado mediante un proceso patentado, del sector farmacéutico nece-sario para hacer frente a los problemas de salud pública reconocidos en el párrafo 1 de la Declaración. Queda entendido que estarían incluidos los ingredientes activos necesarios para su fabricación y los equipos de diagnóstico necesarios para su utili-zación».
2 WHO/UNODC/UNAIDS Technical Guide for countries to set targets for universal access to HIV prevention, treatment and care for injecting drug users. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2009.

EB134.R18
6
2. PIDE a la Directora General:
1) que proporcione el apoyo técnico necesario para que los países puedan elaborar es-trategias nacionales robustas, con objetivos sujetos a plazos, de prevención, diagnóstico y tratamiento de las hepatitis víricas;
2) que elabore directrices específicas sobre algoritmos de diagnóstico adecuados, efi-caces y asequibles para los países en desarrollo;
3) que, en consulta con los Estados Miembros, elabore un sistema para el seguimiento y la notificación periódicos de los progresos realizados en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las hepatitis víricas;
4) que proporcione directrices técnicas sobre modos costoeficaces de integrar la pre-vención, la atención y el tratamiento de las hepatitis víricas en los actuales sistemas de atención de salud haciendo el mejor uso posible de las infraestructuras y estrategias exis-tentes;
5) que colabore con las autoridades nacionales, a petición de estas, para fomentar en los planes nacionales el acceso integral y equitativo a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las hepatitis víricas, prestando especial atención a los programas de distribución de jerin-guillas y agujas y a los tratamientos de sustitución de opioides u otros tratamientos farma-cológicos basados en datos probatorios para los consumidores de drogas inyectables, to-mando en consideración los procedimientos y el contexto de las políticas nacionales, y que ayude a los países, a petición de estos, a poner en práctica estas medidas;
6) que proporcione orientación técnica sobre la prevención de las hepatitis B y C transmitidas por las transfusiones mediante la donación segura por voluntarios no remu-nerados de bajo riesgo, el asesoramiento, derivación y tratamiento de los donantes infec-tados, y el tamizaje eficaz de la sangre;
7) que estudie la viabilidad de la eliminación de las hepatitis B y C y las estrategias necesarias para ello, con miras a la posible fijación de metas mundiales;
8) que estime el impacto económico y la carga mundial, regional y nacional de las he-patitis víricas en colaboración con los Estados Miembros y las organizaciones pertinentes, teniendo en cuenta los conflictos de intereses potenciales o percibidos;
9) que preste apoyo técnico a los Estados Miembros en el uso de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual rela-cionados con el Comercio, de conformidad con la Estrategia mundial y plan de acción so-bre salud pública, innovación y propiedad intelectual;
10) que encabece un debate y la colaboración con las partes interesadas clave para faci-litar el acceso equitativo a tratamientos y productos diagnósticos de calidad, eficaces, asequibles y seguros contra las hepatitis B y C;
11) que preste asistencia a los Estados Miembros para garantizar el acceso equitativo a tratamientos y productos diagnósticos de calidad, eficaces, asequibles y seguros contra las hepatitis B y C, especialmente en los países en desarrollo;

EB134.R18
7
12) que potencie al máximo las sinergias entre los programas de prevención, diagnósti-co y tratamiento de las hepatitis víricas y las actividades en curso para aplicar el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles (2013-2020);
13) que informe a la 69.ª Asamblea Mundial de la Salud, o antes si fuera necesario, por conducto del Consejo Ejecutivo, sobre la aplicación de la presente resolución;
3. INSTA a todos los fondos, programas y organismos especializados de las Naciones Uni-das pertinentes y a otras partes interesadas:
1) a que incluyan la prevención, diagnóstico y tratamiento de las hepatitis víricas en sus respectivos programas de trabajo y colaboren estrechamente;
2) a que identifiquen y difundan mecanismos para prestar apoyo a los países en la provisión de una financiación sostenible para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las hepatitis víricas.

Decimotercera sesión, 25 de enero de 2014 EB134/SR/13

La OMS moviliza recursos para controlar las hepatitis según peticiones de la Asamblea Mundial de la Salud N° 63

Organización Mundial de la Salud
CONSEJO EJECUTIVO EB130/35 Add.2 – 130.ª reunión 1 de diciembre de 2011
Punto 10.2 del orden del día provisional – Informes sobre los progresos realizados 1
Informe de la Secretaría

Erradicación, prevención y control de enfermedades
G – Hepatitis virales (resolución WHA63.18) ….. 2

G. HEPATITIS VIRALES (resolución WHA63.18)
1. En 2010 la Asamblea de la Salud adoptó la resolución WHA63.18, en la que se alude a la necesidad de un enfoque integrado de la prevención y el control de las hepatitis víricas. Para responder a las peticiones formuladas en la resolución, la Secretaría ha adoptado un planteamiento amplio en el que se incluyen la expansión de las intervenciones que han tenido éxito, el fortalecimiento de los sistemas de salud, y la formulación de nuevas estrategias, al mismo tiempo que se movilizan los recursos que tanto se necesitan. La labor de la Secretaría sigue cuatro ejes estratégicos.

2. Eje estratégico 1: sensibilización y movilización de recursos. Las actividades se centran en
la sensibilización sobre el problema de las hepatitis víricas entre las instancias normativas, los profesionales
sanitarios y el público; el fortalecimiento de las medidas de prevención y control, y la eliminación
de la discriminación de los infectados.

3. La OMS patrocinó la celebración del primer Día Mundial de la Hepatitis el 28 de julio de 2011.
Bajo el lema «Esto es la hepatitis“¦ Conócela. Afróntala. La hepatitis afecta a todos, en todas partes», la OMS apoyó una serie de actividades en colaboración con la sociedad civil. Entre los materiales de la campaña (producidos en diferentes idiomas) hubo notas descriptivas técnicas, notificaciones en la web, noticias, comunicados de prensa, una declaración en video de la Directora General, pósteres, intervenciones en las redes sociales y una serie de productos audiovisuales. La amplia participación de los medios de comunicación contribuyó a aumentar la notoriedad tanto de los problemas causados por las hepatitis víricas como de las soluciones disponibles para hacer frente a las diferentes enfermedades en cuestión.

4. Eje estratégico 2: datos para las políticas y la acción. La OMS está actualizando las estimaciones de la prevalencia y la carga mundiales de las hepatitis víricas. Se están haciendo esfuerzos para comunicar los resultados y crear instrumentos que permitan a los gobiernos elaborar políticas y planes costoeficaces y basados en pruebas científicas. Se están ultimando directrices y normas sobre la vigilancia, de modo que los países puedan priorizar mejor los recursos y seleccionar intervenciones adecuadas, que van de la inmunización al tratamiento antivírico, y de la realización de pruebas de detección en los suministros de sangre a la garantía de la seguridad en las prácticas y los entornos de la atención sanitaria. También se van a publicar orientaciones sobre las encuestas serológicas como medio para seguir las tendencias de las hepatitis víricas y evaluar el impacto de las medidas preventivas.

5. Eje estratégico 3: prevención de la transmisión. Las medidas preventivas eficaces se están adaptando al crecimiento de la población, a los cambios epidemiológicos y a las nuevas limitaciones económicas. La OMS está reexaminando las políticas de inmunización, tales como las relacionadas con los calendarios vacunales, la protección de los recién nacidos y el personal sanitario (especialmente frente a la infección por el virus de la hepatitis B), la ampliación de las funciones de las vacunas existentes contra la hepatitis A, las nuevas vacunas contra la hepatitis E o estrategias innovadoras para el futuro.
Igual que la aparición de la epidemia de VIH/sida en los años ochenta llevó a la realización de campañas que cambiaron muchos comportamientos, la promoción continua de la salud debe centrarse en los comportamientos modificables que conllevan un riesgo de infección. Los mensajes clave para la prevención de las hepatitis son el control de la infección, la seguridad de las relaciones sexuales y la formulación de estrategias que los países puedan aplicar a la seguridad de los productos sanguíneos, las inyecciones y los alimentos y el agua.

6. Eje estratégico 4: detección, atención y tratamiento. En el último decenio se han hecho progresos rápidos en el tratamiento farmacológico de las hepatitis B y C. En consecuencia, la hepatitis C suele ser curable y la hepatitis B crónica puede controlarse a largo plazo. Es de importancia capital que se proporcionen directrices sobre la detección de los pacientes con hepatitis B y C, a fin de incrementar su acceso a la atención y gestionar la resistencia farmacológica. Habrá que prestar especial atención a los entornos con escasos recursos. Por consiguiente, la Secretaría está desarrollando un paquete de recursos entre los que se encuentran la dispensación de asesoramiento adecuado antes y después de la realización de las pruebas de detección, como parte de un marco asistencial, terapéutico y de prestación de apoyo a los países para que logren que los tratamientos sean más accesibles y asequibles.

7. La OMS ha establecido un equipo dedicado a las hepatitis que está radicado en la sede y dispone de coordinadores en las oficinas regionales, y que será el encargado de coordinar la colaboración con los asociados y los Estados Miembros a fin de crear instrumentos y productos que permitan seguir avanzando en la importante labor que se está realizando en cada uno de estos ejes. Gracias a este esfuerzo se creará o desarrollará en los países un marco operacional que permita cumplir el mandato establecido
en la resolución WHA63.18.

En este post subimos lo referido a Hepatitis Virales, para solicitar el documento completo escribir a [email protected]