Carta de Lima Hepatitis 2012, texto completo

CARTA DE LIMA HEPATITIS 2012
Consenso latinoamericano de ONG´s de apoyo a pacientes con hepatitis virales
4 de setiembre del 2012

Señores y Señoras Presidentes y Presidentas de los países Latinoamericanos:

IMG_1841Reunidos en la ciudad de Lima-Perú, las y los representantes de ONG’s de Apoyo a Pacientes con Hepatitis Virales de los diferentes países de Latinoamérica participantes del III Encuentro Latinoamérica lucha contra las Hepatitis nos dirigimos a ustedes como jefes de Estado para manifestarles que luego de analizar la situación de las hepatitis virales en nuestros países y en el conjunto de países de la región hemos arribado a un consenso al que denominamos y suscribimos como la “Carta de Lima Hepatitis 2012“.

La Carta de Lima Hepatitis 2012 es un llamado a la acción urgente que proponemos deben asumir los Estados de los países latinoamericanos en colaboración con la comunidad médica, las sociedades científicas, los grupos de apoyo a pacientes con hepatitis virales, la sociedad civil, las autoridades sanitarias, las agrupaciones políticas, los organismos de cooperación internacional y los medios de comunicación, para enfrentar a este flagelo que afecta a miles de personas en la región.

Les exhortamos a que en nuestros países se convoquen a todas las instituciones y actores sociales que pueden involucrarse para generar una Estrategia y Plan Nacional contra las Hepatitis Virales liderados desde el más alto nivel en el poder ejecutivo e impulsado por sus Ministerios, Secretarías de Salud o Protección Social con objetivos y metas claras y cuantificables, que incluya información para la prevención pública, programas gratuitos de despistaje, estudios de diagnóstico indicados por el médico especialista (carga viral, genotipos, nivel de fibrosis, entre otros, en sus diferentes etapas pre, intra y post tratamiento) así como medicamentos para su tratamiento.

El paciente con Hepatitis B o C es el receptor directo de cualquier tipo de decisión que se tome en políticas de salud referidas al tema, por esto pedimos que en cada sector vinculado a la toma de decisiones para el control de las hepatitis virales, exista la participación directa de ONG´s de apoyo a pacientes para colaborar desde la experiencia vivencial, y mejorar así la calidad de vida de las personas afectadas, optimizar la atención adecuada, y conseguir mayor adherencia a tratamientos, entre otros tantos beneficios.

En Latinoamérica existe un grave problema en personas que son portadoras crónicas de hepatitis B y C que requieren con todo derecho recibir el tratamiento adecuado para evitar evolución a cirrosis o cáncer al hígado. Los Estados deben tener un sentido de obligación respecto de la atención integral de estas personas. Es prioridad incluir la cobertura integral de hepatitis virales crónicas en los planes de Aseguramiento en Salud.

En algunos países como Perú el reporte de la Hepatitis C no es de carácter obligatorio, no existe data epidemiológica por tanto no se cuenta con el diagnóstico oportuno. Por otro lado no se realiza el tamizaje a madres gestantes para las hepatitis B y C.

Es indispensable garantizar el acceso universal a las pruebas diagnósticas y tratamientos indicados en las Guías Latinoamericanas para el Manejo de Hepatitis Virales Crónicas actualizando los protocolos y tratamientos conforme la mejor práctica internacional definida en los consensos médicos es prioritaria.

Es necesario brindar especial atención a este proceso en las zonas habitadas por poblaciones indígenas, como por ejemplo, en la Amazonía y en la sierra consideradas de mediana y alta endemicidad por hepatitis B para que reciban la atención y cobertura de vacunación (esquema de emergencia) adecuada para el control de esta enfermedad y que además habitan en zonas que por su geografía son de difícil acceso y coloca a los grupos poblacionales en una situación de mayor vulnerabilidad.

Convocamos el compromiso de las autoridades sanitarias para alcanzar la mayor tasa de cobertura para las inmunizaciones contra la hepatitis B a todos los sectores de la población como eje de la prevención primaria.

Es imprescindible agilizar la detección en la región de hepatitis virales para conocer con datos fiables la incidencia y prevalencia de esta enfermedad en los países de Latinoamérica, información fundamental a la hora de buscar soluciones, con una efectiva vigilancia y publicación nacional de las estadísticas de incidencia y prevalencia de las hepatitis, a nivel de zonas geográficas que incluyan datos sobre la situación de las y los portadores de hepatitis virales, cirrosis, cáncer de hígado, mortalidad, entre otros.

En varios países de la región existe un alto nivel de afectación por Hepatitis A, incluso es causa de hepatitis fulminante y necesidad de trasplante hepático, por lo que exhortamos a los países que incorporen en sus esquemas nacionales de inmunizaciones la vacuna contra la hepatitis A para disminuir el impacto económico y social en la escuela, trabajo y en la comunidad por esta enfermedad y en el caso de los países que ya la tienen en su calendario de vacunación que mejoren sus coberturas de vacunación.

Es fundamental que se optimicen los sistemas de donación, y trasplantes de órganos, que en el caso de las hepatitis mencionadas, por falta de prevención, es necesario en muchos casos recurrir al trasplante hepático.

Es imperativo promover campañas de información y sensibilización en todos los países de la región con la participación de los diferentes sectores del poder ejecutivo en cada uno de los Estados además de las instituciones prestadoras de servicios de salud públicas y privadas, compañías de seguros, gobiernos locales, regionales universidades, empresas privadas, medios de comunicación, entre otras, desde un enfoque de promoción de la salud, con materiales preventivos promocionales, que vinculen las hepatitis B y C como enfermedades que pueden producir cirrosis y cáncer de hígado, que adviertan sobre grupos y conductas de riesgo, derechos de las personas que conviven con hepatitis viral, reduciendo el estigma y la fuerte discriminación que hoy afecta a las y los portadores de hepatitis B y C por ejemplo en el ámbito social, laboral y hasta en el seno familiar.

Esta Carta de Lima es la expresión de las personas afectadas directamente por las hepatitis virales, quienes esperamos respuestas con acciones concretas, que resuelvan la seria problemática aquí expresada.

Adhieren en primera instancia a LA CARTA DE LIMA HEPATITIS 2012 las siguientes organizaciones de la sociedad civil:

Fundación Civitas Firma, A.C. México
Prosaludh I.A.P, México
Grupo Amhigo – México
Organización Hepatitis 2000 – Argentina.
Fundación: HCV Sin Fronteras – Argentina
HepaRed – Red de recursos contra las Hepatitis Virales – Argentina
Grupo TransPática – Brasil.
Asociación Ciudadana de Lucha contra la Hepatitis, Perú.
Grupo de Apoyo de Pacientes y Familiares de Hepatitis, Perú.
Alianza Mundial contra las Hepatitis (WHA) 

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Carta de Lima Hepatitis 2012, texto completo

Etiquetas:


Comentarios (2)

Danos tu opinion

  1. mario alpino dice:

    la unión hace la fuerza! hace falta una latinoamerica unida contra la hepatitis , necesitamos soluciones para la zona, soluciones hechas por nuestros expertos que “conocen el paño” en este sur del planeta
    sigan siempre adelante!

  2. alexfzarco dice:

    La hepatitis C, es un enemigo silencioso, que genera altos costos, sabias que el costo del tranplante de un higado en México según el IMSS asciende a mas de 1 millon de pesos