Biopsia hepática o Fibroscan

Una técnica de imagen no invasiva y más fiable para pacientes con hepatitis crónica

El Hospital Carlos III ha realizado ya cerca de 200 pruebas mediante este procedimiento, que evita molestias al enfermo

El Hospital Carlos III, dependiente de la Comunidad de Madrid, ha implantado una novedosa técnica de imagen para determinar el grado de fibrosis hepática en pacientes con hepatitis crónica. Este procedimiento evita la realización de la biopsia hepática, lo que evita molestias al paciente.

El diagnóstico, realizado con un aparato llamado Fibroscan, permite en apenas 15 minutos y sin necesidad de intervenir al enfermo determinar el grado de fibrosis hepática, el dato más importante a la hora de establecer el pronóstico y la necesidad de tratamiento cuando se padece una hepatitis crónica viral, informó hoy el Ejecutivo regional.

Además, al tratarse de una técnica no invasiva, no precisa del ingreso hospitalario del enfermo, no le provoca dolor ni riesgo sangrado y puede repetirse periódicamente, lo que favorece el seguimiento de la evolución de la enfermedad hepática.

MÁS FIABILIDAD EN EL DIAGNÓSTICO

El funcionamiento del Fibroscan se basa en determinar la velocidad de propagación por el hígado de una serie de pequeñas vibraciones para establecer, así, el grado de elasticidad de este órgano. Mientras la biopsia hepática sólo analiza una mínima porción de tejido tomada al azar, el Fibroscan determina el grado de fibrosis tras un barrido amplio en múltiples zonas del hígado, lo que añade fiabilidad a los resultados obtenidos.

En el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III ya se han realizado cerca de 200 pruebas con esta nueva técnica en pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis B o C. Gracias a la implantación de este proceso los facultativos pueden precisar con criterios más objetivos las decisiones terapéuticas más adecuadas y disminuir el impacto de los fármacos que con frecuencia producen toxicidad grave.

Además, tras el primer periodo de implantación, los facultativos han confirmado que esta técnica es especialmente útil en el diagnóstico de estadios avanzados de fibrosis hepática en pacientes con transaminasas normales, lo que permite el tratamiento precoz de la hepatitis antes que la enfermedad llegue a ser irreversible.

Con el Fibroscan se puede establecer la indicación de tratamiento de la hepatitis C en función del grado de fibrosis hepática y no de marcadores indirectos, como se venía haciendo hasta ahora, lo que asegura que sólo serán tratados aquellos pacientes que verdaderamente lo necesiten. Además, se puede controlar estrechamente a aquellos pacientes que no hayan recibido aún tratamiento, para indicarlo en el momento más oportuno.

Noticia enviada por Nacho(hijo) de Mar del Plata

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Biopsia hepática o Fibroscan


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.