Argentina camina, pero no hacia una salud para todos

El HIV, la hepatitis C y la coinfección HCV HIV Sida, entre otras tantas enfermedades, continúan excluidas o relegadas dentro del sistema de salud argentino y aparentemente fuera de los planes inmediatos del Ministerio de Salud de la Nación.
A pocos días del 1 de diciembre, Día Mundial del Sida, el estado continúa negando una acción seria sobre el tema y negando también una salud igualitaria para todos los argentinos, la verdad está a la vista, los números hablan por si solos, los hospitales son abandonados a su suerte, y no existe un plan de salud que nos incluya a todos.

La descentralización del sistema de salud en la Argentina hace que hoy tengamos hospitales municipales, hospitales provinciales, hospitales nacionales, mixtos entre municipios y cooperativas, dependientes de la Facultad de Medicina, y más opciones que no permiten un adecuado control de la salud a nivel nacional por parte del Ministerio de Salud de la Nación, y peor aún, dificulta la búsqueda de responsables a la hora de intentar solucionar los inmensos problemas del sistema de salud argentino.

Hace tiempo hablábamos desde Hepatitis C 2000 y desde la Fundación HCV Sin Fronteras sobre lo que sucedía en los hospitales del interior del país, hospitales sin insumos, falta de profesionales capacitados, falta de medicación para tratamientos, falta de reactivos para hepatitis c, para hepatitis b y mucho más.
En reglas generales quienes vivían en la capital accedían a mejores servicios de salud, muchos de quienes vivimos lejos de la capital optábamos por viajar cientos o miles de kilómetros en búsqueda de atención médica adecuada o para buscar un medicamento o tratamiento.

Hoy todo ha cambiado, la crisis que hasta hace poco mantenían “escondida” en el interior del país y “tapada” en capital, queda expuesta a la vista de quien quiera ver. Mientras el Ministerio de Salud de Nación hoy nos invita a dejar de fumar, a adelgazar y en estos días comienza un nuevo plan llamado Argentina camina, destinado a combatir el sedentarismo, la realidad de quienes tenemos otras necesidades, empeora seriamente poniendo en riesgo nuestra salud y muchas veces nuestras vidas.

Continúa el faltante de medicación para hepatitis C, hepatitis B y coinfección de estas hepatitis con HIV Sida, nuestros reclamos a la Defensoría del Pueblo de la Nación ya no producen hechos que muevan al Ministerio a solucionar estos temas, las Obras Sociales siguen sin cumplir o cumpliendo a medias, el Plan Médico Obligatorio continúa sin cubrir totalmente lo que necesitamos, parece que los inconvenientes al hacerse cotidianos provocan anestesia administrativa o amnesia administrativa.

Dicen que para muestra basta un botón, lo que sucede en el Hospital de Clínicas General San Martín, dependiente de la Facultad de Medicina, hospital de referencia que funciona en medio de la capital y atiende a personas de todo el país, es la clara muestra del desinterés que tiene el estado en la salud pública y gratuita que es la base del sistema de salud argentino desde hace más de 50 años.
Hablamos de un Hospital de Clínicas que a diario capacita a aproximadamente 4.000 alumnos de la facultad que pronto serán médicos, un hospital público que atiende a cientos de miles de personas al año, de todo el país, que llegan en búsqueda de lo que no hay en los hospitales de las provincias.

Ese hospital que fuera antaño orgullo de todos hoy no está con capacidad de funcionar por falta casi total de insumos, porque su edificio se cae a pedazos, porque la suciedad lo está tapando. Esto provocó que el personal sanitario, los médicos, decidieran un paro que continúa desde hace días en búsqueda de una respuesta del estado o de la Facultad de Medicina o de quien quiera hacerse responsable, que permita recomenzar las tareas como quienes allí se atienden lo necesitan, llegó un préstamo/subsidio o semejante de un millón de pesos que no llega ni a ser un parche para los serios problemas del hospital que sería el referente de un hospital publico modelo, si esto sucede en el Hospital de Clínicas no hace falta que sigamos escribiendo sobre lo que sucede en los hospitales del interior del país, sabemos que son tierra de nadie.

Mientras todo esto sucede, mientras el sistema de salud público y gratuito se cae a un abismo del cual no sabemos cómo saldrá y el sistema de salud privado crece con empresas que cubren lo que quieren y como quieren sólo a quienes pueden pagarlo, los que todos sabemos que son los responsables, pasean por el país inaugurando planes para pocos y dejando de lado lo importante tras actos que su único fin es el político.

Sin duda que la Argentina camina, sólo que no estamos de acuerdo con que camine hacia un sistema de salud para pocos y que deje en el camino a millones de argentinos, poniendo en riesgo nuestra salud, casi en estado de abandono.
Esperamos que la justicia escuche, esperamos que las autoridades responsables de la salud cambien y que se priorice el Hospital Público, de otra manera no continuemos hablando de lo que sucedió en la década del 90 ya que la privatización de la salud es algo que hoy se está dando por presión, se está dando de hecho, al abandonar los hospitales, al desabastecerlos, al pagar penosos sueldos a quienes trabajan allí.

Sólo pedimos una salud digna para quienes no pueden pagar la medicina privada que proponen, nada más que eso.

Eduardo Pérez Pegué
Fundación HCV Sin Fronteras
www.hcvsinfronteras.org.ar

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Argentina camina, pero no hacia una salud para todos


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.