Actúan como Pilatos en el caso de contagio de hepatitis C

Argumentan que por el tiempo que ha pasado, desde el 2004, ahora no es posible determinar si el contagio de Hepatitis fue causado en el consultorio de un médico.

Autoridades de salud actúan como Pilatos

new-york-city-salud-hepatitis Aunque el propio Comisionado de Salud del Estado de Nueva York, Richard Daines, concedió que el estado actuó mal en manejar los casos de pacientes que pudieron haber sido infectados con Hepatitis en la oficina del Dr. Harvey Finkelstein “”tardándose más de tres años en dar la señal de alerta“”, por ahora el galeno está libre de castigo “”aun cuando una docena sus pacientes han sido detectados con Hepatitis. Mientras, el Senador Estatal Kemp Hannon, presidente del Comité de Salud del Senado de Nueva York, solo se limitó a decir que presentará un proyecto de ley para acelerar la notificación a pacientes infectados a través de prácticas médicas impropias, y que en un futuro se acusaría a los doctores responsables de mala práctica médica.

Hannon hizo su propuesta durante una audición pública que tuvo lugar el pasado jueves (6 de diciembre) en el Farmingdale State College, para tratar los casos de contagio de Hepatitis C, ocurridos en el consultorio del Dr. Finkelstein, en Dix Hills, durante el 2004, después de que él uso varias veces las mismas jeringas de inyección en sus pacientes. El estado dice que Finkelstein corrigió sus métodos tan pronto como los investigadores estatales se lo notificaron en el 2005, pero él continuó ejerciendo su práctica médica sin ninguna sanción de por medio.

Pero aún, a pesar de la gravedad del caso, el departamento de salud ha estado bajo fuego porque se demoró tres años en notificar a varios los pacientes para que se sometan a exámenes y determinar si estaban contagiados de Hepatitis B, Hepatitis C, o VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana, que causa el SIDA).

Y la Oficina de Conducta Médico Profesional, que pertenece al departamento, también ha sido criticada por no disciplinar a Finkelstein, y por no tomar en cuenta sus 10 acuerdos (legales) por mala práctica médica en los pasados nueve años “”acuerdos con los que se evita que sea demandado judicialmente. De los 70,000 doctores que hay en el estado, 177 tienen una gran cantidad de acuerdos por mala práctica médica, según Public Citizen, una organización sin fines de lucro que monitorea temas de salud.

Hannon dijo que, para enmendar el problema, él piensa elaborar un proyecto de ley para que se lleven a cabo acusaciones públicas en contra de doctores por mala conducta profesional. Nueva York es uno de los pocos estados en los cuales las acusaciones (penales) en contra un doctor sólo son realizadas después de que se ha demostrado que cometieron falta, lo cual puede durar varios años.

A pesar de que Daines ha asegurado de que su departamento está haciendo cambios para acelerar las investigaciones y notificar a pacientes en casos similares, Hannon dijo que también planea presentar una legislación para asegurar que esto ocurra y de que las personas sean notificadas tan pronto como sea posible.

Una docena de infectados

Hasta un día antes de la audición, 6 de los 119 pacientes del Dr. Finkelstein fueron encontrados positivos en pruebas de Hepatitis B, y otros 6 con Hepatitis C, según el Departamento de Salud del Condado de Nassau. Hasta ahora, un total de 149 pacientes están programados para tomarse un examen. Más de 1,200 personas han sido notificadas por el estado para que se tomen dichas pruebas.

No obstante, los exámenes solo sirven como una medida preventiva para los pacientes y no como un medio para determinar la responsabilidad de Finkelstein. En este sentido, la portavoz del Departamento de Salud, Claudia Hutton, dijo que a causa de que el virus pudo haberse transformado en los cuerpos de las personas desde el 2004, cuándo se descubrió que Finkelstein habían estado utilizando múltiples veces las mismas jeringas para inyectar a sus pacientes, es imposible determinar si las infecciones son el resultado de estas prácticas impropias.

“Los casos no pueden rastrearse” “”para determinar con exactitud si es responsabilidad del Dr. Finkelstein“”, dijo Hutton. “La Hepatitis B y la Hepatitis C existen en la sociedad y las personas las tienen. Contagiarse de un tratamiento de asistencia médica es raro; Contagiarse de otras formas no es tan raro”, indicó, según un reporte del diario Newsday.

La Hepatitis C es una de las infecciones más crónicas y comunes en los EE.UU., según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Aproximadamente 4.1 millones de personas en el país están contagiados con el virus, de los cuales 3.2 millones tienen una infección crónica que les puede durar por el resto de sus vidas. Una de cada 20 personas que viven en EE.UU. se contagiará de la Hepatitis B en algún momento de sus vidas, según el CDC; y aproximadamente 1.25 millones tienen una infección crónica de Hepatitis B.

Hutton dejó en claro que la investigación epidemiológica del estado en pacientes específicos del Dr. Finkelstein ya se hizo: “No tenemos la intención de hacer algo acerca de los resultados de las prueba. La razón del porque hemos notificado a las personas es para instarlas a que se hagan las pruebas y busquen el cuidado apropido”, dijo ella.

El estado usó huellas genéticas para confirmar a principios del 2006 la transmisión de Hepatitis C en el consultorio del Dr. Finkelstein. Pero a causa de que los virus se transforman con el paso del tiempo, desde el 2004, es muy tarde para usar esa técnica ahora.

Aunque Hutton dijo que el departamento de salud se ha “preocupado íntimamente” por el diagnóstico de la enfermedad en cada paciente, ella dejó en claro que no es trabajo del Departamento de Salud iniciar querellas legales. Para eso “las personas contratan a los abogados”, remarcó.

Tribuna Hispana – Diciembre de 2007 – E. Fraysinnet LTH – artículo

 

Archivado en:Inicio » Contagio, trasmisión de hepatitis » Actúan como Pilatos en el caso de contagio de hepatitis C


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.